Silent Hill versus Resident Evil… Mi reseña

Hola a todas y a todos, esta vez me dirijo hacia Uds. para compartir mis opiniones, puntos de vista, observaciones, etc., sobre un tema que se ha debatido e ido prologando durante un largo tiempo, y  ha provocado discusiones importantes entre fans.

Partiré aclarando, que como toda otra reseña que se puede hallar en otros sitios, la que explayaré a continuación es netamente subjetiva, basada en base a mi experiencia personal con cada franquicia y gustos propios, por ende NO representa la verdad única y absoluta sobre este tema, y está plenamente abierta a discusión y preferencia de cada quién. De antemano invitaré a que quien(es) desee(n) expresarse al respecto, lo hagan acorde a lo que todo buen debate u opinión refiere: con bases concretas, argumentos sólidos, y siempre respetando el pensamiento ajeno. No todas las personas pensamos de igual forma, y cada uno tiene sus preferencias y razones personales a la hora de jugar y disfrutar de una franquicia u juego cualquiera, y en base a ello, formamos nuestro propio juicio al respecto.

Sin más que agregar, comenzaré:

Resident Evil, una franquicia que comenzó durante la época de 1996, nos presenta una historia bastante bizarra, interesante, llena de elementos notables como conspiraciones, traiciones, experimentos inhumanos y una predominante atmósfera de temor mientras se desarrolla…  es considerable como una saga de juegos que nos presenta una idea bastante aceptable dentro de las posibilidades “reales” (o viables) sobre uno de los tantos desastres masivos que pueden ocurrir en nuestro mundo.  Silent Hill por otra parte, una saga que se inició años más tarde (1999), nos invita a sumergirnos en una trama de corte netamente psicológico, buenísimas y fascinantes historias de horror psicológico paralelas (y relacionadas entre sí en algunos casos) mezcladas con elementos exquisitos (detalles), como una gran banda sonora, efectos de sonido que logran ponernos los pelos de punta, y referencias (easter eggs) a elementos, obras, autores (escritores u artistas), etc., pertenecientes al género (como se puede apreciar en la primera entrega). Y es en este apartado que Silent Hill, según mi opinión, supera con creces a Resident Evil. Silent Hill logra hacerte saltar de tu silla, cama o donde sea que estés acomodado, te mantiene inmerso en la historia que debes ir desarrollando, juega con algunos parámetros psicológicos que puedas poseer (ya sean éstos juicios o valores personales), y consigue dejar en ti una sensación distinta a la que puedes conseguir con otros juegos del mismo género (ya ahondaré sobre esto más adelante…).

Resident Evil, pese a haber sido producida por parte de una gran compañía (como lo es CAPCOM), es una saga que no logra dejar una huella, una marca única y especial a través de las personalidades e historias de sus variados protagonistas e antagonistas. Si bien cada juego posee su encanto (tanto gráfica como sonoramente hablando, al igual que en el aspecto de la trama), no son capaces (a mi gusto) de entregar y dejar alguna clase de sentimiento u emoción fuerte, o más bien, no logra muy bien que digamos, el hacernos sentir como si fuésemos nosotros mismos los protagonistas de cada juego, que tenemos que avanzar y sobrevivir a través de múltiples dificultades y obstáculos. Más bien, nos invita a desarrollar la historia de cada quien, y nos saca uno que otro susto en alguna ocasión (eso es indiscutible) además de alguno que otro rato de angustia, de rabia, de emoción, etc. Pero Silent Hill en cambio, además de lograr muy bien todo lo anteriormente expresado, nos obliga a romper con ciertos esquemas “socialmente aceptados y correctos”, nos obliga a salir de ciertos estándares, nos invita en ocasiones a enfrentar nuestros propios miedos internos, nos invita a captar y sentir el carisma, personalidad, emociones, ideas, etc. de cada uno de los personajes, cosas que son transmitidas de forma increíble, genial y precisa. O sea, lo que quiero decir con esto es que es más posible sentirse identificado u verse reflejado a uno mismo (completamente o en parte) con algún juego u personaje de Silent Hill que con un juego de Resident Evil. Es esto otro de los tantos elementos presentes que lo convierten en una obra maestra en sí, capaz de transmitirnos entre otras cosas (valga la redundancia) valores, lecciones, ideas sobre la naturaleza (a veces imperceptible, inesperada u oculta) de las demás personas. Es una franquicia en general más enfocada hacia la parte emocional, psiquiátrica, psicológica, bizarra, extraña, etc. de la consciencia humana.

Como ya dije en un principio, la saga de Resident Evil posee una gran historia detrás a ser desarrollada, pero, siendo sincero, a mi parecer siento que cae mucho (y me atrevería a decir casi siempre) en lo mismo en el fondo: sobrevivir a la horda de monstruos que nos atacan, desentrañar las conspiraciones, complots y traiciones relacionadas con la Corporación Umbrella y sus secuaces o gente que los secunda o está a favor de/relacionado con ella, para terminar finalmente derrotando a alguna abominación o degeneración superior nacida u originada por la mutación de alguna(s) de las variantes de virus presentes: T-Virus, G-Virus, La Plaga, etc. Entonces, he ahí que como digo,  el argumento principal se vuelve trillado, repetitivo y poco novedoso. Capcom a lo largo de la saga ha sabido maquillar muy bien este hilo argumental (a mi juicio), presentándonos juegos con gráficas cada vez más novedosas, jugabilidad notable en la mayoría de ellos, excelentes bandas sonoras que logran calzar muy bien con las escenas y etapas que se desarrollan en cada una de las partes de los juegos. Es en ese punto que reconozco que el esfuerzo hecho por Konami nunca logró superar del todo a Capcom (generalmente hablando), y es cosa de comparar los ángulos de cámara, la forma de controlar a los personajes (sobre todo en Silent Hill 1), etc. por ejemplo, para darse cuenta de ello. Lamentablemente entonces, la franquicia Silent Hill en sí, nunca (considero yo) superó del todo a los juegos pertenecientes a la franquicia Resident Evil en ese ámbito. Hubo entregas por parte de Konami en que la jugabilidad fue muy buena, aceptable… pero Capcom lo hizo mejor casi todo el tiempo. No siempre, pero en general fue bastante más agradable el control sobre los personajes y las acciones que éstos debían ejecutar, así como los ángulos visuales de cada quien… Hubieron casos desagradables para algunas entregas (o bastante tediosos en realidad), como lo fue en su tiempo Resident Evil Gun Survivor 2: Code Veronica por ejemplo, en el cual, si no contabas con un control-pistola (GunCon 2), no lograbas disfrutar plenamente el título, como corresponde. O lo mismo en el caso de los “Outbreak” que si no contabas con quién más jugar, los juegos no eran la gran maravilla. Pero en general, la jugabilidad es buena. Punto a favor para Capcom.

Aún así, como la jugabilidad no lo es todo (o al menos, NO según mi juicio), hay que reconocer el hecho de que Konami (y más bien dicho TEAM SILENT) marcó un precedente importante en la industria de los vídeo-juegos pertenecientes al género del horror psicológico en su época, cuando lanzó Silent Hill. Este juego en sí fue una gran influencia para entregas posteriores de otros desarrolladores, e incluso para algunas producciones fílmicas que se lanzaron posteriormente a este título. Y a lo largo de la mayoría de las posteriores entregas, fue innovando y cautivando a más y más público paulatinamente, a medida que fueron sacando más títulos relacionados con la saga. Y a diferencia de Capcom, el hilo argumental no se centró netamente en el pueblo conocido como “Silent Hill” solamente, sino más bien, se nos presentaron distintas historias a desarrollar a la vez, de diferentes personas, con distintas personalidades, distinto pasado, distintas formas de vida, sentimientos, ideas, emociones, formas de ser, etc., que de alguna forma u otra tenían relación o vínculo con el lugar en cuestión y sus alrededores, con diferentes finales, cada uno en sí más inesperado y extraño que el otro. Y es ahí, en ese aspecto, que considero (como ya mencioné en parte anteriormente) que Silent Hill es y seguirá siendo entonces, superior a Resident Evil, argumental o narrativamente hablando. ¿Por qué? Por el hecho de que no trilla, no repite el mismo hilo argumental siempre, con distintos matices o elementos como lo hace Resident Evil (Recalco: Silent Hill no se trata de luchar contra alguna entidad maligna y salvar a la humanidad del caos…); en el caso de Silent Hill, las historias varían bastante entre una y otra entrega. Y a partir de este punto (OJO, aclaro) hablaré de cada entrega en términos netamente generales, sin profundizar más allá de lo necesario al respecto de cada uno, para demostrar lo que digo:

Silent Hill 1: tomas el rol de un padre (Harry Mason) que junto a tu mujer, encuentran a un bebé abandonado en la calle, y deciden adoptarla como vuestra hija. Posteriormente tu esposa muere, y en un viaje en la carretera  junto a tu hija, sufres un accidente, pierdes el conocimiento, y cuando recobras la consciencia, te das cuenta que ella no está en el vehículo, está extraviada y curiosamente, no se encuentra en la carretera, decides caminar, y terminas llegando a un pueblo cubierto por una densa neblina, en el cual logras ver una silueta similar a la de su hija perdida, vas tras ella, y empiezas a descubrir poco a poco que algo muy extraño sucede en el lugar… El resto, es historia…

Silent Hill 2: tomas el rol de un hombre que afirma haber recibido una carta de su esposa, ya fallecida hace bastante tiempo atrás por una enfermedad incurable, quien le comunica que lo está esperando en aquél “lugar especial” en el cual compartieron recuerdos juntos (ubicado en Silent Hill), cuando las cosas eran distintas, y ambos vivían felices, juntos… Luego, vas encontrando otros personajes a lo largo del juego, vas conociendo sus rasgos emocionales, sus historias personales, su pasado, su vinculación con el sitio, resolviendo acertijos, eliminando amenazas en contra de tu vida, etc. para finalmente darte cuenta que tal vez en realidad, las cosas en el pasado no sucedieron como tú pensabas… (Lo siento, ¡no daré más spoilers!)
Ciertos elementos que aquí se mencionan, son retomados después en la 4° entrega (se menciona por ahí a cierto “asesino en serie”… y conocemos parte de la leyenda e historia de “Little Baroness”, cosas que entraré a hablar en detalle más adelante…).

Silent Hill 3: Ahora juegas la historia de aquella hija del protagonista de la primera saga, (han pasado ya 17 años aprox. desde los acontecimientos del primer juego…) y continúas el hilo argumental que comienza a desarrollarse en la primera entrega, en la cual descubres que hay una especie de culto extraño que está detrás de todo lo que sucede en el pueblo: La Orden, y ese culto tiene una fuerte vinculación contigo. Vas eliminando amenazas, resolviendo acertijos también, develando parte de la trama, y en cierto punto del juego se pone en duda si lo que realmente estás haciendo al fin y al cabo, es matar “monstruos” o bien simplemente “tú mism@ ves al resto de las personas como bestias extrañas y bizarras”… O sea, juega con el aspecto psicológico (una vez más)…

Silent Hill 4: The Room: Asumes el papel de un tipo (Henry Townshend) que despierta en la habitación de un departamento bastante raro e inusual (debido a que la puerta de salida de éste está encadenada), descubres un extraño agujero (con extrañas formas y símbolos), decides entrar en él (al fin y al cabo, no puedes siquiera abrir/romper las ventanas para pedir ayuda…), para terminar llegando a lugares que se hallan alrededor o dentro de Silent Hill, enfrentando criaturas extrañas, bizarras, dignas de alguna pesadilla horrible. Así también, vas viajando entre distintas dimensiones (incluyendo también el mundo de los sueños de otras personas), y desentrañando el misterio de por qué estás viviendo en tales condiciones, en aquél departamento… El por qué estás “encerrado” en aquella habitación…

Silent Hill Origins: Esta vez eres Travis Grady, un camionero que sufre pesadillas constantemente, las cuales tienen cierto sentido o familiaridad hacia ti. Vas atravesando el susodicho pueblo (por problemas de atraso), tomando un atajo hacia Brahms (poblado vecino de Silent Hill), cuando de pronto una pequeña silueta se aparece ante ti en la carretera. Decides frenar forzosamente para evitar a toda costa algún accidente, desciendes y te bajas a verificar si esa persona está bien. Visualizas una extraña aparición de una pequeña niña en uno de los espejos retrovisores de tu camión, te das cuenta que luego aquella pequeña niña que viste en el espejo aparece ante ti y comienza a correr, decides seguirla, para terminar encontrándote ante una casa que está envuelta en llamas. Escuchas un grito, entonces sacando fuerzas de flaqueza, decides arriesgarte y entrar allí, en búsqueda de posibles personas atrapadas. Encuentras a una pequeña criatura completamente carbonizada, la rescatas, pero cuando logras salir al exterior, te desmayas. Al recobrar el conocimiento, despiertas en Silent Hill… luego, se van desarrollando en parte los acontecimientos que sucedieron antes del primer juego, se trata de explicar en parte el por qué de la situación de la ciudad, los acontecimientos sucedidos en el pasado de Travis, vas descubriendo el por qué él tiene tales pesadillas, etc.

Silent HillHomecoming: Eres un soldado que vuelve a casa (ubicada en Shepherd’s Glen), en un camión conducido por nada más ni nada menos que el mismísimo Travis Grady, el protagonista de “Silent Hill Origins“) para visitar a  tu madre, tu padre y hermano menor… te encuentras con que tanto tu padre como tu hermano están desaparecidos, y tu madre, en un estado casi catatónico, te dice murmurando que tu padre ha ido tras Josh (tu hermano menor). Decides investigar al respecto, hasta terminar dándote cuenta que  “La Orden”, culto del cual ya se hablaba y se sabía plenamente sobre su existencia en la primera entrega, está al parecer detrás de todo lo sucedido. Y entre todas las cosas que se van gestando, en ocasiones el juego te invita a tomar decisiones de índole “macabro”, así como también, te va revelando la verdadera naturaleza tras Alex Shepherd… Y el por qué el pueblo (Shepherd’s Glen) se encuentra en el estado que está actualmente. Finalmente, por variadas circunstancias, terminas viajando hacia Silent Hill…

Silent Hill Shattered Memories: En este punto, la saga toma un giro bastante inesperado, se nos presenta un juego que innovó bastante respecto a sus antecesores, en el cual ya no debes luchar contra monstruos u abominaciones bizarras y extrañas, sino que esta vez, pasas a tomar el rol de una paciente (en un comienzo, sólo sabes que estás ante un doctor, casualmente llamado “Kaufmann” como aquél de Silent Hill 1), quien es sometida a una sesión larga, dolorosa, triste, melancólica, horrorosa, entre muchas otras cosas más, de psicoanálisis, tests y retrospectiva sobre tus recuerdos, tu pasado, y la imagen que tienes de “Harry Mason” (el mismo protagonista de la primera entrega), esta vez vista desde un punto netamente psicológico. O sea, esta vez el juego varía radicalmente y se va desarrollando en base a tus ideas y decisiones, sentimientos y juicios personales, o sea, crea un perfil psicológico de tu persona, que cambia los elementos que se van presentando a medida que lo vas jugando, y claro, afectan el desenlace final de la sesión. Así, como ya dije, no vas avanzando y matando monstruos como lo hacías anteriormente en las otras entregas, sino que ahora debes ir buscando formas de huir de ellos, superando obstáculos, resolviendo puzzles, buscando “mementos”, etc. para enterarte finalmente de la realidad (que obviamente no revelaré aquí, porque como ya expliqué: NO me gusta dar spoilers…).

De ahí, ya se pueden hallar otros títulos como:

Silent Hill: Orphan (1, 2, 3), juegos en los cuales vas desarrollando las historias paralelas de 3 niños (o mejor dicho personas, ya que los sucesos del juego se dan 30 años después de lo que ellos vivieron juntos en su infancia…) pertenecientes al Orfanato Sheppard’s (ubicado en Silent Hill) y el pasado en común que comparten cada uno con el otro: fueron los únicos sobrevivientes de la tragedia ocurrida en aquél entonces…  Obviamente, también son juegos con temática de horror psicológico.

Y finalmente, tendría para mencionarles:

Silent Hill The Arcade: otra historia aparte que involucra la leyenda de un barco (Little Baroness) que se hundió en las profundidades del lago Toluca varios años atrás, y una pareja de jóvenes y sus amigos interesados en este suceso, entre los cuales uno de ellos (Eric) vivió en su infancia en Silent Hill.

Silent Hill Downpour: juego en el cual eres un convicto condenado que, para infortunio, mientras eres trasladado de una prisión a otra, (por causas que se explican mientras se desarrolla el comienzo del juego) el vehículo que te transporta pasa por las afueras del pueblo, sufre un inesperado imprevisto, y terminas (involuntariamente) involucrado con Silent Hill. Una vez más, el resto es historia…

Silent Hill: The Escape: juego estilo FPS (Disparos en primera persona) para móviles en el cual vas disparando criaturas y avanzando, no aporta nada historia en sí… es meramente un spin-off para pasar el tiempo matando criaturas del universo de Silent Hill…

Y Silent Hill Book of Memories que a juicio personal, tampoco otorga un aporte significativo a la saga. Es en este punto que la calidad argumental decae bastante, lamentablemente… Y para qué decir el sistema de juego… En fin… no forma parte del “canon”… para nada.

No incluí “Silent Hill: Play Novel ni “Silent Hill: Mobile” a propósito, porque al fin y al cabo, su aporte a la trama de la saga no es tan influyente… Y me falta conocer por completo este par de juegos (de GBA y móviles, el segundo lanzado de forma exclusiva en Japón, y el primero, traducido en parte del Japonés al Inglés).

En conclusión, respecto al aspecto de la historia de cada juego, cosa que yo al menos, independiente de lo que personas importantes e influyentes en la industria de los vídeo-juegos hayan podido decir en su momento, pongo lo que John D. Carmack dijo (a modo de ejemplo): “Story in a game is like a story in a porn movie. It’s expected to be there, but it’s not that important” lo que se traduce en: La historia en un juego es como una historia en una película porno. Se espera que esté ahí, pero no es tan importante…” LO SIENTO, PERO LO ANTERIOR ES ALGO QUE YO NO COMPARTO. Para mí, todo buen juego, toda franquicia, toda saga que quiera pasar a ser recordada en la posteridad, que desee marcar un precedente, un “antes y después de”, debe ir acompañada (en la medida de lo posible) de una buena historia, de un buen hilo argumental del cual se puedan desprender ideas, que genere influencia positiva y constructiva para otros proyectos a futuro, se puedan compartir opiniones, se puedan crear historias ficticias al respecto… No niego que hay juegos que no poseen trama alguna, y sin embargo han pasado a hacer historia y han marcado hitos importantes en la industria de los vídeo-juegos (ejemplos hay varios: Pong, Pac-man, Tetris, etc.), pero hay que considerar el hecho de que las circunstancias y tiempos en que éstos fueron desarrollados, no existían tecnologías avanzadas, la industria de los vídeo-juegos recién estaba “en pañales” de hecho, y no era vista aún como algo “económicamente viable”… Y es por esa y otras razones más que se entiende que aquellos títulos, simplones e infinitos (comparados con los de hoy en día) marcaron la pauta para que los intereses de desarrollo en esta área se fueran potenciando, mejorando, ampliando de manera paulatina… Pero, en el caso de ambas franquicias de las cuales hablo en esta entrada de mi blog, la industria de vídeo-juegos ya estaba establecida y poseía grandes avances en materia de tecnologías gráficas y sonoras…

Por tanto, volviendo a lo que estaba concluyendo, Resident Evil, si bien posee (como mencioné anteriormente) un buen hilo argumental en sí, dio pie para que se siguiesen sacando títulos relacionados con la misma temática (zombies y demases) a mi opinión, no se compara con los intrincados y variados hilos argumentales presentes en Silent Hill. Ambas sagas poseen un elemento en común, en el caso de Resident Evil: Umbrella Corp. y en el caso de Silent Hill, el pueblo (del mismo nombre) donde ocurren los sucesos, y sus alrededores. Pero repito, la gran falencia de Capcom está en que sólo se enfocó, enfoca y enfocará siempre (quizás) en lo mismo: las vivencias, dificultades que tienen que pasar cada uno de los protagonistas de cada juego, para intentar acabar finalmente con la malvada y corrupta Corporación Umbrella y derivados/relacionados, para salvar finalmente a la humanidad de la amenaza inminente de una plaga zombie, a escalas mayores, o viceversa, lo que tendrán que hacer sus secuaces para implementar con éxito los ideales propuestos… … Los personajes varían, los sistemas de juego también, en algunos casos se repiten, pero en el fondo, es siempre lo mismo; mientras que en caso de Silent Hill, debes adentrarte en la mente de cada personaje, te encuentras con distintas tramas e hilos argumentales, debes ir desarrollando su pasado, presente o ir conociendo la personalidad de cada quien, ir desentrañando cada misterio, cada giro inesperado de la historia presente en cada entrega, no se trata de “querer salvar a todo el mundo de”, tampoco de sólo avanzar e ir eliminando monstruos por una u otra razón (cuando aplica), sino también, de aceptar (en algunas ocasiones) que eres una persona con trastornos mentales, o con un pasado oculto, que se niega a aceptar su realidad actual, o que tu pesadilla o sufrimiento personal no tiene ni tendrá fin, que tal vez todo lo que viviste (dependiendo del juego) no era más que el producto de una fantasía, de un sueño, de desvarío mental, que estás muerto y no te atreves a aceptarlo por completo, que quedaste “atrapado” para el resto de tus días en aquella dimensión extraña, bizarra, etc., o sea, no es la típica historia de horror en la cual terminas consiguiendo un “final feliz” y listo… El final que puedas conseguir en cada juego, depende (y bastante en algunos casos) de las acciones que decidas hacer o dejes de hacer. Resident Evil en su primera entrega “trató” en cierta manera de aplicar lo mismo (y esto se puede ver por ejemplo cuando en los finales de la primera entrega, te escapas solo/a en el helicóptero, o te vas con Rebecca, o te vas con Barry, o te escapas con ambos, o te escapas con Chris, o te escapas con todos a bordo de él… cosa que no tiene mucho sentido cuando consideras que después, en entregas posteriores, te encuentras con que todos al fin y al cabo, están con vida… la excusa a esto es que claro, “milagrosamente” aunque alguna(s) persona(s) NO pudo/pudieron escapar contigo en el helicóptero, encontró/encontraron “otra forma” entonces de escapar a la explosión, pero no volando en un avión u otro helicóptero… “Sumamente lógico”, pero justificable y posible sólo en “el mundo de los vídeo-juegos…).  Insisto, a mi parecer, no lo logró con éxito…

Otra innovación bastante curiosa, entretenida y graciosa (por parte de Silent Hill) son los emblemáticos, entretenidos y característicos finales UFO (y en el caso de Silent Hill 2 adicionalmente, el final “DOG“, así como también el final “Joke” de Book of Memories), los cuales, por muy improbables que puedan considerarse (realísticamente hablando) (sobre todo para quienes no creen en la existencia de vida extraterrestre, entre quienes NO me incluyo…), le dan un sentido bastante lógico e inesperado a la historia a desarrollar en cada juego. Y lo mejor de todo, es que todos tienen relación entre sí (salvo el caso del final UFO en Homecoming y The Arcade, así como el “Joke” en Book of Memories, los cuales no continúan desarrollando la mini-historia que se puede apreciar en cada uno de los demases finales UFO presentes en los otros juegos… excluyendo a la cuarta entrega, que no posee un final de esta naturaleza). Y, además de todo lo anteriormente mencionado, al llegar a algunos de los finales de Silent Hill 1, se nos presenta una serie de vídeos “bloopers” (errores embarazosos), protagonizados por cada uno de los personajes presentes en el juego. Sin lugar a dudas, un gran acierto, original y curioso, por parte de Konami y TEAM SILENT. Resident Evil, en este aspecto, lo único que decidió incluir (a modo de chiste/parodia) fueron los modos extra en que, o bien protagonizas a un trozo de tofu y vas avanzando y eliminando zombies a tu paso (Resident Evil 2) o si no, tienes que luchar contra ellos (Resident Evil: The Darkside Chronicles, al terminarlo, se desbloquea un modo de juego especial, en el cual juegas con Claire Redfield y tienes que ir derribando trozos de tofu que tratan de atacarte… Un guiño al modo especial disponible anteriormente en Resident Evil 2…). Si se me pasó alguno más por alto… lo dudo, pero más allá de eso, es más entretenido ver una mini-historia explicativa de los extraños sucesos que ocurren en Silent Hill, viéndolo desde la perspectiva “ufológica” (UFO) que jugar como/en contra trozo(s) de tofu.

  En el apartado de banda sonora, mis preferencias van claramente orientadas hacia Silent Hill, y si bien NO DESMEREZCO el trabajo logrado por cada uno de los compositores que trabajaron en los distintos juegos de Resident Evil (quienes han sido VARIOS…), a mi gusto, no superan los trabajos (principalmente creados y logrados) por una sola persona en casi todas las entregas de la franquicia de Konami: Akira Yamaoka. Trabajos que han dado inspiración suficiente y vasta a otras personas, para hacer otras creaciones musicales bastante interesantes y buenas, a modo de tributo a la saga, o mejor dicho, a los trabajos que él hizo para ella… Reitero, la música en los juegos de Resident Evil es buena, muy buena, pero lo que hizo Akira Yamaoka, son sin lugar a dudas, verdaderas obras maestras, completamente acordes y adecuadas para todos y cada uno de los juegos en los cuales fueron usadas. Y así mismo, no hay que dejar de lado las canciones interpretadas por Mary Elizabeth McGlynn, quien posee una grandiosa voz, Joe Romersa, otro gran cantante también, quienes incluso, en conjunto con otras bandas (White Noiz por ejemplo) y en compañía de Akira Yamaoka, han hecho giras y conciertos a nivel mundial presentando sus múltiples creaciones musicales en varias ocasiones, hasta los días de hoy.

Finalmente, ya para terminar esta reseña, dentro de los aspectos positivos y destacables que Resident Evil posee, uno de los más destacables es el hecho de que esta saga aún sigue en curso (aún “no muere”), y se siguen desarrollando títulos, pese a la cantidad de tiempo que ya lleva presente en el mundo del mercado de vídeo-juegos, a diferencia de la franquicia Silent Hill, la cual lamentablemente a estas alturas, va agonizando paulatinamente, gracias a las decisiones NETAMENTE MONETARIAS hechas por parte de Konami. A diferencia de Capcom (que inclusive hoy en día está evaluando seriamente la posibilidad de hacer más remakes de juegos que en su época fueron bastante famosos e influyentes, con las tecnologías gráficas y sonoras disponibles hoy en día), Konami está orientando su negocio hacia los “jugadores casuales” (un público bastante potente e importante, más inclusive que los amantes y dueños de las consolas, PC’s, etc),  y por ende, ya no está esforzándose por hacer juegos “con contenido” como antes, sino, juegos que requieren que uno invierta pequeñas sumas de dinero para seguir jugando (entiéndase: máquinas pachinko, juegos para smartphones y tablets, etc.). Esto a la larga podrá generarle muchísimas más ganancias que el invertir recursos y tiempo en producir un juego de la gama de Silent Hill (como las primeras entregas por ejemplo) con gráficas y sonido de última generación (y esto lo demostraron de manera indiscutible, cuando decidieron cancelar el interesante, atractivo, único en su tipo y especial proyecto “Silent Hills”, el cual ya desde su “P.T.”, nos dio a muchos una grata e increíble sorpresa… Un proyecto ideado y producido por Hideo Kojima, Guillermo del Toro, en colaboración con el actor Norman Reedus, que prometía y fascinaba desde ya, a primeras luces…). A mi parecer, no es más que una forma de decir (por parte de Konami): “Nos interesa el dinero, no lo que les guste a los fans…”, postura totalmente distinta a la de Capcom, que por lo que da a ver, sí escucha a su público… Lamentablemente, esto dañó (y mucho) y seguirá dañando a la saga Silent Hill… Y digo “seguirá”, porque ya no tendremos la oportunidad de poder gozar de una buena entrega a futuro (por lo visto), sino que tendremos que ver (por muchos años más), cómo Konami seguirá colgándose del legado y fama que dejó en su momento Silent Hill y sus personajes icónicos, especiales (como “Pyramid Head”), y probablemente seguirá sacando máquinas pachinko/pachislot inspiradas en la temática de sus anteriores juegos… Ya anunciaron hace poco tiempo atrás una pachinko/pachislot basada en Silent Hill 2…. No es de extrañar que saquen otras más sucesivamente…) ¿Quieren verla en acción? Apliquen:

 

Por otra parte, si bien Capcom posee mayor cantidad de títulos relacionados con Resident Evil (en comparación con Konami y su franquicia Silent Hill), citaré una pequeña frase muy apropiada para este caso: “Cantidad no equivale a Calidad”. Si tal vez Capcom hubiese decidido (considérenlo así, en un “mundo paralelo”) tomar el esfuerzo invertido (en su momento) por TEAM SILENT y hubiese desarrollado y publicado Silent Hill, tal vez hoy en día la historia sería completamente diferente… Y quien sabe, tal vez incluso tendríamos ya en nuestras manos la posibilidad de jugar algo muy superior (incluso) a lo que iba a ser “Silent Hills“…

En fin: ambas sagas son buenísimas, ambas poseen su encanto, ambas poseen ventajas sobre la otra, pero en mi opinión personal, para mí Silent Hill marcó un antes y un después en mi vida, y son a estos juegos a los que les debo muchas cosas y aspectos positivos en mi vida, experiencias inigualables que adquirí, viví, etc., recuerdos y memorias trascendentales que seguirán presentes en mí por el resto de mi vida, gente que he ido conociendo y tal vez conoceré que comparte/a mi gusto por esta gran saga… Y otras tantas cosas que aún me quedan por vivir, experimentar, adquirir, etc., a manos de ella, o por parte de los elementos presentes en esta franquicia, ya sean las historias, la música, etc. En lo personal, Silent Hill fue, es y será en sí, una gran obra maestra, siempre… Y Resident Evil, una gran saga, pero sólo eso. Nada más.

No diré que uno le gana al otro al fin y al cabo (generalmente hablando), mucho menos que uno es superior en todo al otro… Reitero, son mis preferencias, gustos, forma de disfrutar los juegos pertenecientes a cada compañía, y cualquiera es libre de pensar de forma totalmente contraria a mí (es perfectamente aceptable). Y así como respeto esa realidad, espero que quienes se animen a comentar al respecto, lo hagan (como ya dije ya) de igual forma: con respeto, argumentos válidos, etc. Que realmente valga la pena comentar sobre el tema, y en lo posible, espero no encontrar comentarios como “Silent Hill fue devorado por Resident Evil”… o sea, sin pies ni cabeza… palabras huecas e idiotas para representar argumentos pobres e ideas mediocres…

Espero no causar controversias, y la invitación a compartir sus pensamientos, quejas, etc. sobre ambas franquicias, está hecha.

¡Nos vemos en otra próxima entrega!

SPITZ (スピッツ) – Wakaba (若葉) Lyrics en Español

Hola a todas y a todos. Lo prometí en mi página de Facebook (a la cual pueden acceder en la parte derecha, me encantaría ver apoyo de vuestra parte…), a continuación dejaré la traducción que hice para esta hermosa balada interpretada por SPITZ, gracias a la previa traducción hecha al inglés por “Nia”, cuyo blog pueden visitar AQUÍ  y es a quien le entrego los créditos por el esfuerzo hecho por su parte, por traducirla lo mejor posible al inglés (y a la vez, en la cual me basaré para entregaros la adaptación a nuestro idioma: ESPAÑOL) esta genial canción. Sin más que agregar por ahora, a continuación les dejo sus correspondientes letras (como siempre) en Kanji, Romaji y finalmente, la traducción hecha por mí al español:

スピッツ – 若葉

優しい光に 照らされながら あたり前のように歩いてた
扉の向こう 目を凝らしても 深い霧で何も見えなかった

ずっと続くんだと 思い込んでいたけど
指のすき間から こぼれていった

思い出せる いろんなこと
花咲き誇る頃に 君の笑顔で晴れた 街の空
涼しい風 鳥の歌声 並んで感じていた
つなぐ糸の細さに 気づかぬままで

忘れたことも 忘れるほどの 無邪気でにぎやかな時ん中
いつもとちがう マジメな君の 「怖い」ってつぶやきが解んなかった

暖めるための 火を絶やさないように
大事な物まで 燃やすところだった

思い出せる いろんなこと
花咲き誇る頃に 可愛い話ばかり 転がってた
裸足になって かけ出す痛み それさえも心地良く
一人よがりの意味も 知らないフリして

思い出せる すみずみまで
若葉の繁る頃に 予測できない雨に とまどってた
泣きたいほど 懐しいけど ひとまずカギをかけて
少しでも近づくよ バカげた夢に今君の知らない道を歩き始める

ROMAJI

SPITZ – Wakaba

yasashii hikari ni terasarenagara atarimae no you ni aruiteta
tobira no mukou me wo korashitemo fukaikiri de nanimo mienakatta

zutto tsudzuku da to omoikondeita kedo
yubi no sukima kara koboreteitta

omoidaseru ironna koto
hana sakihokoru goro ni kimi no egao de hareta machi no sora
suzushii kaze tori no utagoe nerande kanjiteita
tsunagu ito no hososa ni kidzukanu mama de

wasureta koto mo wasureru hodo no mujyaki de nigyayaka na tokin naka
itsumo to chigau majime na kimi no “kowai” tte tsubuyaki ga wakannakatta

atatameru tame no hi wo tayasanai you ni
daiji na mono made moyasu tokoro datta

omoidaseru ironna koto
hana sakihokoru goro ni kawaii hanashi bakari korogatteta
hadashi ni natte kakedasu itami sore sae mo shinchiyoku
hitoriyogari no imi mo shiranai FURI shite

omoidaseru sumizumi made
wakaba no shigeru goro ni yosoku dekinai ame ni tomadotteta
nakitai hodo natsukashii kedo hitomazu kagi wo kakete
sukoshi demo chikadzuku yo bakageta yume ni
ima kimi no shiranai michi wo arukihajimeru

TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

SPITZ – Hojas jóvenes

Una suave luz me iluminó
Seguí caminando como si no fuese nada
Aunque traté de enfocar mis ojos en el otro lado de la puerta
No podía ver nada entre la niebla densa

Yo creía que las cosas continuarían así para siempre
Pero todo se me escapaba entre los dedos

Aún puedo recordar muchas cosas
La época en que las flores estaban florecidas
La forma en que tu sonrisa hizo al horizonte de la ciudad más brillante
La brisa fresca
Los pájaros cantores
Sentí estas sensaciones a la vez
Mientras seguía sin percatarme de la fina hebra que las conectaba a todas

Casi me había olvidado
Olvidado sobre
la inocencia de los días ajetreados
No siempre te vuelves seria
Yo no entendí en absoluto cuando murmuraste “Tengo miedo.”

Sólo para mantenernos tibios
Para evitar que el fuego se extinguiera
Casi habíamos quemado todas las cosas que eran importantes para nosotros

Aún puedo recordar muchas cosas
La época en que las flores estaban florecidas
Sólo palabras lindas, inocentes fueron intercambiadas
El dolor de correr descalzo
Incluso eso era agradable
El significado de “auto-satisfacción.”
Cómo fingí no saber lo que significaba

Todavía me acuerdo de cada rincón
La época en que las hojas jóvenes crecían gruesas.
Cómo incluso la lluvia impredecible pudo haberme dejado perplejo.
Me siento nostálgico, casi al punto de llorar, pero
por el momento me guardaré todas estas cosas,
y me aproximaré un poco más a mis sueños tontos
Ahora, comenzaré a deambular por senderos desconocidos por ti.

Traducción hecha por otro fan (en inglés):

 Como observación final diré: basé en gran parte mi traducción a partir de la que hizo “Nia” en su blog, pero hubieron cosas que adapté según me fueron pareciendo más acorde al sentido de la canción, con ayuda de la traducción hecha en el 2° video que puse y con ayuda de lo que logré entender por parte de la letra en Kanji. Por ende, es posible que haya perdido bastante en algunas pocas partes el sentido de la canción, y si así fuese, agradecería apoyo en la traducción (de antemano, GRACIAS).

Por lo demás, espero les haya gustado, servido de algo mi versión, si desean usarla para algún vídeo, sitio o lo que sea, por favor, agreguen en los créditos mi sitio, a “Nia” y al usuario que haya hecho el vídeo con subs. en inglés y árabe (Sorata1979)…

 En lo personal diré: Obviamente, soy consciente que no gano plata haciendo este tipo de cosas (de hecho ni siquiera uso “acortadores” con propaganda para mis enlaces…), pero aún así, no las hago con ese fin (de lucrar), sino, porque son cosas que me nace en su momento compartirlas o traducirlas, ya sea por gusto, por aprender, por acortar límites entre idiomas, etc. y si le sirve o gusta a alguien, bien. Y si no… ¡BIEN TAMBIÉN!

Para concluir, agregaré que: Eso sí, después de todo, es lindo y grato recibir uno que otro agradecimiento por el esfuerzo… Se agradece de corazón (valga un poco la redundancia) la atención y comentarios al respecto. Toda crítica constructiva es bienvenida, así como cualquier palabra que valga la pena expresar y comentar respecto a esta entrada y/o cualquiera de las otras que ya he puesto aquí en mi sitio…

Au revoir!

Reflexiones…

Cierta vez recibí un comentario, el cual me sacó una sonrisa. A modo de aclaratoria, el contexto en el que se dio todo esto, fue en una crítica que hice respecto al comportamiento típico de algunos grupos de personas, que pertenecen a cierta tribu social, con la cual comparto algunos rasgos y gustos en común. Mi crítica y palabras apuntaban netamente (a mi modo, claro está) a que se dejase de adoptar esa especie de “tradición” o “ritual de comportamiento”, el cual se da explícita y únicamente cuando muchos factores se juntan y conforman una congregación de gente, que comparte en sí gustos en común. Directamente hablando: el adoptar a modo de desesperación o falta de atención y cariño (tal vez), la idea de traer consigo un papel… un cartel mejor dicho, con el típico mensaje: “Doy abrazos gratis” o sus variantes: Regalo… Los doy por comida, etc.

Por la experiencia que tengo respecto a las circunstancias en donde se da eso (principalmente ciertas convenciones…), las personas que tienden a usar ese recurso, son gente con autoestima muy baja, o bien (en el mínimo de los casos), personas que lo hacen con el fin de llamar la atención, para cuales sean sus objetivos finales: provocar una sonrisa, miedo, admiración, etc. En fin, no entraré en mayores detalles al respecto, porque no lo considero necesario, y mucho menos, siento los ánimos de hacerlo aquí (pues ya lo hice en el lugar correspondiente, y en la publicación adecuada, o sea, en el lugar que realmente valía la pena hacerlo…). Reitero nuevamente, que mis palabras apuntaban (a forma de crítica, como suelo expresar mis puntos de vista a veces) a que quienes recurren a tal grado de “humillación personal”, se diesen cuenta de lo que estaban demostrando en el fondo: lo patéticos que se ven y la imagen personal que exteriorizan al mundo y a la sociedad, intentando parecer “tiernos”, “inocentes”, “cariñosos”, etc., cuando en realidad no lo son. A como yo lo vi en su tiempo (las múltiples veces que asistí a esas juntas, eventos, etc.), quienes recurrían a eso para lograr sus objetivos personales, casi siempre andaban poco aseados, tanto en lo que a higiene personal refiere, como también en su vestimenta… Entonces, el ofrecer algo de esa índole (un mero abrazo), que es algo que perfectamente podrían hacerlo en cualquier parte: metro, escuelas, calle, etc., es algo que sólo lo hacían y hacen aún en lugares en donde se reúnen las circunstancias “ideales”: gente haciendo/usando cosplay, compartiendo gustos en común, etc., lo que los convierte evidentemente en seres cometiendo un acto más que patético (a mi parecer) en contra de sí mismos. Por último, si tan poco cariño tienen de su persona, de sí mismos, o miedo a cómo puedan responder las demás personas ante semejante “estímulo” (un simple abrazo, valga la redundancia), busquen entonces otros medios o formas de superar sus traumas, de aprender a dejar sus prejuicios y falta de amor propio atrás, y atreverse a cambiar para mejor, como por ejemplo: intentar (independiente del resultado) dar esos “abrazos gratis” en otros lugares que no sean esas juntas, convenciones, etc. y ver en qué pueden mejorar, superarse o lo que sea, para sentirse mejor consigo mismos… A eso prácticamente apuntaban mis palabras.

En resumidas cuentas, a varias personas les pareció bien lo que dije (siendo que tal vez, no empleé una forma más delicada o cuidadosa para expresarme), y hubo alguien que incluso dijo: “Un escritor que asistía a convenciones…” (refiriéndose a mi persona)… Todo eso en conjunto, me sacó una sonrisa. Independiente que tal vez lo haya dicho en tono de sarcasmo o sincero, fue una opinión que me tomé con bastante cariño, risa y emoción a la vez… Considerando que de hecho, cometí el atrevimiento de mencionar que soy un “escritor” en el comentario que expresé.

En lo personal, no sé si considerarme “tan así” como tal. A lo largo de mi trayectoria en Fotolog (sitio en el cual partí mi afán de escribir cosas), Blogspot (o Blogger), MSN Messenger, WordPress (ahora en este último tiempo) y Facebook, he concebido múltiples cambios en mi modo de escribir y en mis temáticas (primero partí como un mero redactor de fanfics, luego de eso me dediqué a traducir cosas, después seguí inventando historias pequeñas (para asustar a mis contactos de mensajería instantánea, en esos tiempos), luego me centré en escribir más fanfics (relacionados con Silent Hill, claro está) y traducciones, y ahora en este último tiempo, me he orientado principalmente a traducir, fansubbear (traducir y agregar subtítulos a algunas series, películas o vídeos, para quien no sepa sobre qué trata el concepto anteriormente mencionado) y dar opiniones o redactar historias en base a mis experiencias de vida… Entonces, a diferencia de lo que uno normalmente encuentra al enfocarse en los trabajos de otros autores (H.P. Lovecraft, Edgar Allan Poe, Agatha Christie, Stephen King por ejemplo), ellas y ellos siguieron (por decirlo de un modo) una misma linea casi siempre, a lo largo de su trayectoria: se enfocaron o enfocan a escribir libros principalmente. Está bien, algunos partieron tal vez escribiendo cuentos, ensayos o pequeñas prosas, por aquí o por allá. Pero en lo que a mi caso personal respecta, nunca he seguido un modelo de autor o persona en mi vida (que yo haya conocido o conozca hasta ahora), y muy por el contrario, siempre me ha encantado la idea de aprender a hacer algo que me interese, y ver nuevas opciones al vuelo (he ahí que tal vez sea tan diverso o indefinido respecto a mis trabajos u obras). Generalmente he vivido así: Empezando cosas, pero nunca terminando de dominarlas completamente, o concluirlas adecuadamente, lo cual ha llevado a que varios proyectos que he empezado, aún (inclusive después de años ya) no he terminado del todo. Soy consciente, claro, de que es un defecto enorme de mi parte, y trato de cambiar esa parte en mí, pero es algo que cuesta evitar y dominar del todo. Sin embargo, no digo que sea imposible de manejar y utilizar a mi favor… Como todas las cosas en esta vida, toma su tiempo.

Así que si se dio el tiempo de leer esta breve entrada en mi sitio hasta este punto, tal vez comprenda (y acepte) una parte de mí…

Bienvenid@, aventurer@…

“El Dilema del Erizo” y quienes padecen de esta personalidad… Historia&Opinión.

  Muchas veces en la vida nos topamos con ciertas personas que comparten rasgos y formas de comportamiento entre sí muy comunes y usuales, en todo aspecto y forma, sobre todo en lo que a relaciones sociales refiere… Con esto, no estoy afirmando ni quiero que se dé a entender que dictamino que todas las personas son iguales entre sí, o algún grupo en particular. A lo que voy, es que comparten algunas cosas en común, pero a la vez, como todas las personas, tienen su esencia personal muy marcada, la cual algunas veces es influida por su grado y/o nivel de “madurez” propio y/o conocimiento sobre la sociedad que la rodea, o la del mundo en general.

 Dentro de los variados tipos de caracteres que uno puede encontrar en este vasto y amplio mundo, está ese que es característico en algunos sujetos y seres humanos, el cual yo califico personalmente (basándome en “Neon Genesis Evangelion” y uno de los personajes más influyentes en esta serie: Shinji Ikari) como “Erizo” o “Puerco Espín”. Quienes hayan visto la serie, pueden continuar después del siguiente párrafo (si lo desean), en el cual me explayaré al respecto:

Las personas que caen dentro de esta calificación, son comúnmente aquellas quienes, gracias a su personalidad, forma de ser, emociones, formas de ver la vida, nivel intelectual y/o cultural incluso, al tratar de acercarse a otras, terminan provocándoles molestia, malestar, tristeza, rabia, cólera, odio, desagrado, etc., ya sea gracias a las palabras que emplean para expresarse, o más bien, gracias a la actitud que reflejan al momento de socializar con alguien más. A su vez, sucede lo mismo si alguien más intenta dialogar o establecer una relación con este tipo de personas. Suelen evitar conocer a “cualquier persona al azar”, por temor a causar algo de lo ya explicado antes, y acarrear con ello, secuelas psicológicas en el peor de los casos. Se resume a lo que se habla en la anteriormente mencionada serie: No se acercan a otras/otros por miedo a hacerles daño, pero a su vez, si alguien más intenta llegar a conocerles más profundamente, termina siendo afectado por éstas.

¿Qué sucede entonces? A lo largo de toda mi vida, ni siquiera una, sino varias veces ya, me ha tocado lidiar o conocer este tipo de personas, y reitero: todas, TODAS comparten los mismos rasgos en común. Es un patrón que se repite, casi como una fotocopia, en toda esa clase de personas. Por eso yo “cariñosamente” (por decirlo de un modo un tanto suave, y en honor a una de las series que más me ha gustado en toda mi vida) he adoptado esos términos, para referirme a ese tipo de personas…

He así que he de contarles una experiencia de varias, a continuación. Una de las más significativas que he llegado a vivir en mi vida tal vez, por la cantidad de años y el nivel al cual llegué a relacionarme con aquella persona, la cual compartía este tipo de “patrón”. Obviamente, por respeto y cariño a ella, omitiré y cambiaré nombres y lugares, más no todo lo que viví/compartí/experimenté/conocí mientras estuvo en mi vida.

Todo comenzó así:

 Era una época en que vivía y gozaba de mi juventud, y disponía de tiempo libre durante los fines de semana. Era una época en que era más sociable, más abierto a conocer a cualquier persona que quisiera llegar a mi vida y compartir un buen rato, charlar, dar consejos, entregarle conocimientos, etc. Ya había empezado mis escritos, y conocía a una joven que poseía este tipo de carácter. Esa mujer por cierto, era muy inteligente, y le agradaba mi forma de escribir. De vez en cuando compartíamos una que otra charla amena, pero siempre dentro de los parámetros de la buena convivencia como amigos, o sea, hablábamos de gustos musicales, historias que inventábamos al azar, bromas que nos jugábamos el uno al otro de repente, etc. En fin, eran otros tiempos. Así entonces, por casualidades de la vida, llegó ella… Por cosas de gustos en común, más que nada. “Amy” (le pondré así, porque le gustaba (y tal vez aún le guste) Evanescence) era una jovencita que a primeras luces, me mostró su lado más dulce, su parte más tierna, alegre, etc. Me expresó que había leído algunas de mis obras en aquél entonces (“La Importancia de un buen corte de Pelo” creo…), le gustaban las personas que escribían bien (o relativamente bien), le gustaban algunas series de anime, mangas, etc. Pero poseía una gran falta de cariño por sí misma, cosa que me dejó bastante clara las primeras veces que hablamos. las circunstancias y nuestro intercambio de ideas y gustos iba tan bien hasta ese punto, que yo no podía creer en el momento lo bien que se estaban dando las cosas con alguien que, hasta ese momento, era una perfecta desconocida. Paralelamente, conocía también a otros jóvenes con gustos en común, y por esas curiosas vueltas de la vida, uno de ellos decidió realizar una junta, para que nos conociéramos todos en persona, y conformar juntos un foro… ¡UN FORO! (No pondré enlace, por 2 cosas: No vale la pena ya que el sitio está abandonado hace años ya… está por ahí mi presentación en todo caso xD, y porque no quiero que salga a la luz información que vincule a esta persona. Si llegase a leer esto (lo cual dudo…), en realidad me da lo mismo… Ya explicaré al final por qué).

Así que bueno, conversamos al respecto ella y yo, nos pusimos de acuerdo para que en ese día, nos paseásemos de la mano, o nos abrazásemos sin causa alguna (como ella me lo sugirió), y la defendiera ante “presuntos” ataques de salpicadura de agua (por parte de uno de los asistentes a la junta…). La cuestión es que guardé todo mi entusiasmo y ganas de verla por primera vez en persona, de hacer todas las cosas que prácticamente me prometió hacer aquella tarde, porque claro, siempre he sido una persona de “piel”, más que de “simples palabras” (con esto me refiero a ser alguien que prefiere demostrar ciertas emociones con un abrazo, más que con una frase o una palabra) y esta ocasión se presentaba como una oportunidad, un comienzo de algo que esperaba, fuera una hermosa historia hasta el final de mis días (ya sea una amistad, un romance, etc.).

Llegó así el ansiado y esperado día. Habíamos acordado juntarnos en cierta estación de metro, en un determinado lugar dentro de ésta (valga la redundancia). Desde el primer momento en que la vería —pensé para mis adentros— iba a correr a abrazarla y la levantaría entre mis brazos, para demostrarle mi afecto… Pero en la realidad sucedió otra cosa: cuando me acerqué a ella, y la abracé e intenté alzar, casi por poco la hice enojar en serio. Este fue el primer indicio de que algo no encajaba bien dentro de todo lo que habíamos hablado por mensajería instantánea. Luego de eso, ya un tanto decepcionado, me dispuse a tratar de disfrutar la tarde en que nos reunimos por primera vez como grupo, documentando cada lesera o tontera que ocurriese con mi vídeo-grabadora (una Handycam), así como también, cada momento clave en aquella junta… Cada vez que intentaba grabarla, daba vuelta su rostro o se lo tapaba, cada vez que intentaba darle la mano, me esquivaba con cierto grado de molestia. E incluso, cuando el que organizó la junta empezó a hacernos bromas con agua, ella se molestó muchísimo, alegando que no quería que le tiraran nada (siendo que durante nuestras anteriores charlas, lo estaba tomando con bastante humor e incluso me pidió que la defendiera  de eso, casi de manera “exclusiva”…). Fue en resumen, una joven con un carácter totalmente contrario al que me demostró indirectamente, tras un monitor y un teclado.

Se desarrolló así el resto de la junta, compartiendo entre todos, disfrutando y pasándolo “bien”, y decidimos ir a la casa de quien había organizado todo, a modo de pasar el rato… Mientras caminábamos hacia allá, se me acercó el tipo que había propuesto la reunión, y comenzó a contarme algunas cosas de ámbito sentimental, personal, de manera un tanto casi inmediata (nos llevábamos conociendo muy poco tiempo, pero él era de esos que entregaban confianza a los demás, sin mayores rodeos…), y entre todas las cosas, me contó que le gustaba “Amy”, pero el problema radicaba en que ella ya estaba saliendo con otro muchacho en ese entonces (quien se encontraba también ahí presente y era amigo de él a la vez…), y por ende, ya daba por perdida toda posibilidad con ella (no quería joderle la vida a nadie…). Ahí comprendí entonces el por qué ella estaba siendo tan “lejana”, tan “distante” con mi persona… Y era porque claro, su “pareja” (lo pongo entre comillas, porque no parecía para nada como tal…) estaba allí presente. Ella en ningún momento me había mencionado siquiera antes que estaba saliendo ni nada. Así que bueno, comprendí del todo la situación…

Se terminó la reunión, todos se fueron a su casa, y llegó el “incómodo” momento en que nos topamos en línea “Amy” y yo. Partió en un comienzo pidiéndome disculpas por haber sido tan distante y pesada conmigo, que era una persona un tanto acomplejada e insegura de sí misma, y que a la primera, le costaba muchísimo demostrar sentimientos, entre otras cosas. Salté y le dije entonces: ¿A lo mejor, no habrá sido porque andabas con tu pareja? Hubo un silencio por unos minutos. El haberle dicho eso, fue un “inesperado golpe bajo” al parecer. Al rato me dijo que sí, también, que estaban empezando a salir, y las cosas no habían andado muy bien… En fin. Decidí no darle mayor rodeos al asunto, y le expliqué que estaba desilusionado por su doble estándar (he de aclarar que es una de las cosas que más me carga respecto a una persona…), y que ya no esperara mayores cosas de mi parte.

Durante mucho tiempo, las relaciones entre ella y yo se mantuvieron un tanto distantes, fugaces. Hablábamos por períodos cortos de tiempo, y generalmente eran discusiones sin sentido por una u otra cosa. Ahí me fui dando cuenta de su patrón de comportamiento, el cual apuntaba a que era una persona que temía mostrar sus verdaderos sentimientos, pero a la vez, quería alguien que la escuchara, que se preocupara de ella. Una de las cosas que en un comienzo me declaró, era que quería una flor en particular (no diré cual), pero en un formato que, por el momento, sólo se puede encontrar de manera “artificial” (un color que por naturaleza, no se da). Me dijo que aquél que le regalase esa flor, sería sin lugar a dudas con quien se casaría (Una especie de sacrificio que sólo quien la amase de verdad, haría). Pasaron así los meses, y las relaciones entre ambos fueron mejorando visiblemente, de manera paulatina. Empecé a notar un cambio interesante en su forma de ser, en un sentido bastante positivo: me decía bromas en un tono sarcástico e irónico, me charlaba sobre sus sentimientos, sus puntos de vista, sus experiencias de vida, y yo a la vez, de las mías. Nos pusimos de acuerdo algunas veces, para juntarnos y salir a comer por ahí, y charlar en persona. Fuimos al cine, comimos pizza, etc. Cosas que normalmente cualquiera hace con otra persona. Hasta ahí, todo marchaba “bien” entre ambos.

Tuve durante ese tiempo algunas relaciones “relativamente significativas” con algunas personas más, de manera indirecta (nada formal o algo por el estilo, entiéndase: NADA PERSONAL), así como también, ella decidió “avanzar” su relación con aquél tipo anteriormente mencionado. Las cosas no le resultaron bien, así que por ende, decidió seguir su camino a solas, compartiendo conmigo parte de su experiencia… me demostraba cierta molestia cuando le charlaba sobre las cosas que yo estaba haciendo por mi parte, y trataba indirectamente de decirme (a través de sus gestos por ejemplo), que no estaba de acuerdo… A veces me decía que esperaba estar con alguien que sólo le dedicara tiempo y atención a ella y a nadie más prácticamente, que no fuera cariñoso y atento con ninguna otra mujer. Pero, como en ese entonces yo era una persona soltera y sin compromiso (como ahora, hahaha…), no le daba mayor importancia a lo que pudiera decirme. Fue a tal grado su molestia, que llegó a calificarme de “picaflor” (siendo que, reitero, ni siquiera salía en persona con aquellas jóvenes… Mas bien les servía como “psicólogo personal”, nada más… Uno de los mejores apodos que alguien me ha puesto, sinceramente… he recibido peores, más humillantes, pero en fin…), además de confesarme que le agradaba mi forma de ser, entre otras cosas. Yo en ese entonces, muchas veces le propuse que fuésemos pareja, que saliéramos, que nos conociéramos mejor, que fuéramos algo más que un par de amigos. Que estaba dispuesto a entregarlo todo, a sacrificar tiempo, lo que fuera por estar a su lado… Nunca me rechazó, pero tampoco me aceptó. Me dejó siempre “en la incertidumbre”… Que el tiempo le escaseaba, que vivíamos lejos, que tal vez sí, pero no estaba segura, etc. O si no, ante cualquier insistencia de mi parte, solía decir: Me tengo que ir/Me dio sueño/después hablamos/etc. Fue una época de varias “discusiones tontas”, “peleas sin sentido”, etc. Intentamos juntarnos y pasar un buen rato juntos, pero más allá de eso, las cosas no terminaron resultando de manera agradable para ambos, y de hecho, no nos reunimos en persona, al menos durante períodos largos de tiempo. Y las pocas veces que lo hicimos, no fueron para nada “citas memorables”…

(NOTA: Si ubica el término popular “tsundere”, comprenderá a qué me refiero… Si no, averigüe si gusta…).

Llegó así el momento en que conocí a la que fue mi “última pareja”, o mejor dicho, la que fue mi “última relación seria”. Se lo hice saber a “Amy”, cosa que no le agradó para nada, ya que durante aquella junta (cercana a un 14 de Febrero), me dijo varias indirectas (como que pasaría un fin de semana viendo películas con una amiga, comiendo golosinas y tomando gaseosas… a lo cual respondí: “bien por ti pues, que así sea si gustas. Pásala bien…” En pocas palabras, al final me dijo que si ella (“Anne”; nuevamente, no es su nombre, pero lo dejaré como tal… por respeto a su memoria y privacidad) era quien me hacía tan feliz, que fuera a su lado, me la jugara, etc. Yo en ese momento, volví a reiterarle que estaba dispuesto a darle una oportunidad a ella, ignorando toda posibilidad de empezar a conocer más allá a esa otra joven. Pero aún así, siguió en su misma postura de siempre. Pasó el tiempo, decidí dejar de construirme ilusiones, “castillos en el cielo” junto a “Amy”, ya que pese a que yo había sido 100% sincero con ella, nunca recibí respuesta a cambio… Al contrario, solía salir con sus típicas respuestas: “Me dio sueño/Me tengo que ir a dormir/etc. así que viendo que toda oportunidad con ella, no era más que pérdida de tiempo, decidí empezar a conocer y profundizar mi relación con aquella otra joven, “Anne” . En “Anne” encontré muchas cosas que yo buscaba en alguien más: Comprensión, Inteligencia, Preocupación, Aceptación, etc. por ende, mi interés en su persona, comenzó a crecer paulatinamente, y mi relación con “Amy” fue degradándose lentamente…

Tiempo después, volví a reunirme con ella en persona, para hablar de la vida. Había cometido unos cuantos errores con un “Amor de su pasado”, alguien que la había engañado no una, sino ya 3 veces (o más), en diversas ocasiones (incluso mientras yo la estaba conociendo). Allí, entre muchas cosas más, me declaró que “le habría gustado el haber tenido una relación conmigo, pero nunca tuvo el valor de decírmelo… que desde que me empezó a ver tan interesado y contento con la otra joven, echó sus oportunidades por tierra…”. He ahí que le cuestioné por todas las veces en que yo traté de que las cosas mejorasen entre ambos anteriormente, que fuéramos algo más profundo, que por qué no me lo había dicho en su debido momento… “Estaba insegura”… “No me sentía clara respecto a mis propios sentimientos”… “No quise atreverme, y me arrepentiré mucho tiempo tal vez…”. Decidí explicarle lo que sentía hacia mi pareja en aquél entonces, dentro de todas las cosas, para explicarle que me molestó mucho su falta de sinceridad, su falta de confianza… Su típica actitud “Erizo” hacia mí…

Finalmente, decidí alejar a “Amy” de mi vida… Más que nada, porque todo el tiempo eran mayoritariamente peleas y discusiones entre ambos (y si es que…). Traté de ser amable, de no dejarme llevar por “impulsos de estupidez” idiotas, pero sinceramente, con ella era casi imposible. O si no, no le servía para nada más que traducirle cosas o explicarle otras, nada más. Luego me fui dando cuenta que “Amy” dedicaba tiempo a hablar con sus amigos, amigas, pero no conmigo. Por ende, opté por la solución definitiva: Eliminarla de mi círculo de contactos. Tiempo después, decidió volver a hablarme, pidiéndome disculpas por no haber hablado conmigo durante tanto tiempo, y que si necesitaba algo de su parte, que acudiera a ella…

Pregunto abiertamente en este punto: Considerando todo lo anterior ¿Vale la pena hacerlo? Yo en lo personal, opino que no. Lo mejor es enfocarse en la felicidad propia, no calentarse tanto la cabeza por gente así, que uno intenta ser bueno y aceptarles tal cual son, pero luego deciden ignorarte y continuar su camino como si nada… Y si uno intenta siquiera “alcanzar su mano”, te devuelven una mirada de furia, de rabia, de indiferencia, de desagrado, de escándalos… de decepción.

Si hay algo que siempre he valorado, por sobre cualquier rasgo físico, por sobre muchas otras cosas… Es la sinceridad. Cuando alguien me falla en ese aspecto, no sigo insistiendo más allá… Sigo mi camino, y no le busco más…

Entiendo que todas las personas tienen sus traumas, sus problemas, sus defectos personales… Pero si yo, o cualquier otra persona es capaz de ver las cosas buenas, positivas, etc., de alguien, aunque posea una “imagen propia de mierda” sobre su persona… ¿eso no cuenta? Si yo, o cualquier persona, es capaz de querer aceptarla así, con sus pros y sus contras, sea para una amistad, charlar solamente, o quien sabe, algo más profundo a futuro… ¿Es preferible acaso el enrollarse tal como un “Erizo”, y escudarse en palabras hirientes, actitudes de mierda, etc. con tal que no se acerquen más allá? ¿Es preferible el juzgar a alguien por el físico, antes que por las intenciones verdaderas e internas? ¿Es tan difícil acaso, el sacarse el “espejo retrovisor” que llevas en los ojos, y mirar hacia una posibilidad distinta, junto a alguien más? ¿Cuesta tanto decir: “No me interesas” desde un comienzo mejor? ¿Cuesta tanto callar e ignorar, antes que ir y dar una opinión, y luego querer avanzar y avanzar junto a esa otra persona, para luego irse sin decir más? Y posteriormente ¿lanzar opiniones indirectas?…

Hay de todo tipo de personas en este mundo… Este tipo de gente, es una clase más de tantas… Debería ser psicólogo tal vez. En una de esas, ¿quién sabe? Esa sea mi real vocación…

A modo personal diré aparte, que la vida me ha tratado a golpes bastante duros (como a todas las personas, claro…). Y en parte he aprendido a aceptar a este tipo de personas (aunque últimamente ya me cuesta bastante), pero no por lo mismo, me cierro del todo… Soy abierto a las posibilidades, por muy extremas que se vean. Pero eso no quiere decir que cambiaré radicalmente quien soy, con tal de agradar a todo el mundo. “No soy monedita de oro”, es algo que vengo diciendo desde siempre… Y lo mantendré presente toda la vida.

La decisión, es suya…

¿Y qué tal si…? (Opinión breve…)

Acabo de terminar de ver el programa “Mentiras Verdaderas” en La Red (canal de TV en Chile, @MentirasLaRed su Twitter), y según decía el exponente principal, “Dr. File” como le dicen popularmente (Cristián Contreras Radovic), se nos viene la “luna roja” el 28 de septiembre del presente año, hablaba también de que el terremoto recientemente sufrido en nuestro país podría haber sido causado por las antenas “HAARP”, y que según lo que sucediera por parte de Israel, comenzaría la que se denominaría “Tercera Guerra Mundial”. Postulaba que estábamos viviendo en una época reinada por el “Anticristo” a nivel económico, entre otras cosas. Compartió así mismo, algunas interpretaciones de escritos bíblicos, sumerios…

14257-850x450

Cristián Contreras Radovic, a.k.a. “Dr. File”.

Analizando todas estas cosas a “grosso modo” (global) o desde una perspectiva más omnisciente, yo me cuestiono varias cosas. las cuales iré tratando de ir respondiendo y explicando según se requiera:

— ¿Qué tal si todas estas cosas no son más que un gran “montaje” para mantener a la gente distanciada entre sí, peleándose entre ellas y ellos, para instaurar de una buena vez por todas, un “Nuevo Orden Mundial”? Es un “buen negocio” para algunas personas, después de todo (fabricantes de armas, países que prestarán dinero a otros para pagar deudas internacionales, etc.). Tal como dice aquella célebre frase que todo programador tiene presente: “Divide y Vencerás”, y viendo como está la sociedad a nivel mundial: Conflictos entre Oriente y Occidente, diferencias religiosas, diferencias políticas, economías disparejas… Las personas están viviendo en un estado permanente de “miedo” inconsciente, de “pelea”, de “competencia”,etc., o como yo le llamo: Un estado de “Insomnio Consciente”… Ajeno completamente a lo que realmente vale la pena: Disfrutar la vida, aprender cosas nuevas, descubrir e inventar, etc.

— Pongámonos en el caso que Israel decidiera hacer una gran “jugada” y se desatase la 3° Guerra Mundial. ¿Qué van a decir al respecto entonces? “Se cumplieron las profecías referente a la “Luna Roja”. Si Israel no hace nada: “No se cumplieron las profecías, porque hablamos sobre ellas … “.

Volviendo al tema del terremoto, la luna roja y HAARP, yo planteo la siguiente posibilidad: ¿Qué tal si el ser humano, considerando los avances tecnológicos que ha logrado hasta el día de hoy, ya posee la capacidad de alterar el clima, a su voluntad?, y ya poseía en su tiempo los cálculos necesarios para saber cuando sucedería esta nueva “luna roja”, ¿está utilizando estos conocimientos para perpetrar toda esta gran “obra” en base a un “guión escrito” (la biblia) del cual ya se conoce a nivel mundial sobre lo que habla al respecto de este suceso? Lo que quiero decir en palabras más simples ¿Y si todo esto no fuera más que un gran y simple “espectáculo” para poder seguir manteniendo el poder y manejar las masas a nivel mundial? ¿Qué tal si todo lo que habla el apocalipsis, lo están tratando de recrear (o no), para que la gente viva en incertidumbre sobre lo que sucederá “supuestamente” dentro de los próximos 7 años?

Las interpretaciones que “Dr. File” entregó ayer y hoy al respecto, apuntan a que prácticamente se están cumpliendo casi “al pie de la letra” las cosas que se hablan en las revelaciones del apocalipsis de la biblia, entonces, ¿quién sabe? a lo mejor todo esto no es más que el trabajo de unas pocas personas, con mucho poder, que les conviene que la gente viva des-unida en este mundo, en guerra, en hambre, en desigualdad, y no en armonía… Dentro de todas mis posibilidades, lo veo así: Como todo un gran montaje. Y la biblia (o el libro del apocalipsis), una especie de guión que alguien o algunas personas están intentando llevar a cabo, para un “propósito” personal: Mantener el control y el poder por sobre la humanidad.

Que la gente se preocupe de vivir atemorizada, consumiendo, procreando, etc. en vez de EVOLUCIONAR a un nivel mejor.

Espero sus puntos de vista, opiniones… Y si no, se los dejo para que lo analicen y piensen… Nunca, pero NUNCA hay que quedarse con la “primera” opción/opinión/respuesta/etc. Y por sobre todo, siempre hay que cuestionarse todo, no dar por sabidas todas las cosas… Es algo que la vida ha sabido enseñarme.

Una proyección sobre el futuro de Chile y/o algún otro país o sociedad en cuestión… una perspectiva distinta, basada en “Fight Club”

 el-club-de-la-lucha-personajes

Partiré diciéndoles o mejor dicho sugiriéndoles ver primero la película en cuestión (El Club de la Pelea – David Fincher), ya que si no lo han hecho, no comprenderán gran parte de lo que estoy a punto de redactar… y claro, van a adelantarse una gran película con diversos mensajes subliminales e indirectos de fondo.

tyler-durden-advertencia
Muchas veces me he topado en las redes sociales con la “eterna” pelea entre ideologías políticas distintas, abogando por un extremo o por el otro. Entiéndase con esto: gente que apoya las ideas de izquierda, así como también quienes abogan por las ideas de derecha. Asimismo también se nota una tendencia a un pensamiento netamente neutral, que quiere un cambio radical de sociedad, que se haga justicia a quienes optan por aprovecharse de los bienes ajenos (ladrones, gente corrupta, etc.), que ya está cansada de tanta palabrería y abuso por parte de la clase política y empresaria que gobierna y manipula las masas a nivel mundial y nacional. Entonces, viendo el panorama desde una perspectiva más “omnisciente”, me encuentro curiosamente ante una realidad bastante semejante a lo que transcurre durante los primeros minutos de la película: un protagonista sumiso, consumista, que se siente fracasado, frustrado, que busca llenar esa especie de “vacío personal existencial” yendo a grupos de auto-ayuda de todo tipo… Lo mismo sucede en esta sociedad (y en parte ME INCLUYO TAMBIÉN): gente que vive en un estado de “insomnio lúcido” inducido por los medios de comunicación masivos presentes (televisión, diarios, radio e Internet inclusive), que “vomita” en las redes sociales su angustia por la situación que se vive a nivel país/mundial, gente también que prefiere llenar esos “vacíos” comprando equipos tecnológicos de última generación, ropa a la moda, que vive sacándose fotos de la forma más atrevida posible para ganar admiración de las demás personas que le siguen, que comparten mensajes optimistas para tratar de generar cambios sociales o hacer sentir mejor a la gente a su alrededor, etc. o sea, paralelamente se nota y se refleja casi fielmente en los días de hoy, lo mismo que experimenta el protagonista en el film, al menos durante la primera hora de éste: esa especie de “bienestar social y propio” haciendo ese tipo de cosas mencionadas, día a día. Entonces, he aquí en este punto que yo me cuestiono: ¿Aparecerá tal vez alguna vez esa “Marla” que haga que dejemos de seguir ese mismo ritmo, esa misma “rutina” de seguir en el mismo círculo vicioso, haciendo las mismas cosas, y manteniendo a la misma gente en el gobierno? ¿Que nos obligue a cambiar de ritmo de vida, de forma de pensar, de actuar… de elegir “a las mismas personas de siempre”?

Estamos diseñados para ser cazadores y estamos en una sociedad de compradores. Ya no hay nada que matar, ni para pelear, nada para triunfar, ni que explorar. En esa castración social este cualquiera [el narrador] es creado.

David Fincher

Me pregunto también: ¿Surgirá a partir de todo lo que hemos estado viviendo a nivel nacional/mundial esa especie de consciencia estilo “Tyler Durden”, que logre finalmente hacer despertar a la gente y le haga darse cuenta que no es necesario (o mejor dicho, no es recomendable…) seguir el camino  de la “violencia idiota” (esa de protestar y pelear como perros y gatos contra FF.EE.  por ejemplo), y en cambio, es mejor el unir fuerzas, aprender cosas nuevas, abrirse al conocimiento en diversos temas y aspectos, reunir información, planear y efectuar”un golpe estratégico al sistema” que provoque un colapso importante en su poder de dominio, guiándose por el hecho en sí que somos nosotros mismos quienes tenemos todas las facultades de ponerlos allí, al frente de toda una nación, por ejemplo, pero asimismo también podemos derrocarlos y hacerlos caer? En este punto, tal vez no van a faltar quienes digan: pero Tyler fundó el “Club de la Pelea”, entonces ¿cómo que la “violencia” no es la solución? Y he aquí mi observación: Si no se dieron cuenta del trasfondo en sí, la verdadera razón de crear aquella agrupación “por lo bajo” entre otras, no fue para nada más ni nada menos que juntar una masa importante de personas, de diversos aspectos y lugares, apartarles de su rutina, quitarles sus prejuicios sociales, sus valores, etc., para llevar a cabo el “Proyecto Mayhem”, y con eso hacer caer a los “grandes” finalmente. En el fondo, lo mismo a veces espero y creo que tal vez sucederá algún día, cuando la gente decida “despertar” finalmente de la realidad que le han impuesto unas pocas personas, desde el momento de nacer y llegar a este mundo, sólo para su propia y egoísta conveniencia.

Está bien, la película al final toma un giro totalmente inesperado cuando “El Narrador” (el protagonista, Edward Norton) decide renunciar y vencer finalmente al impulsor de tan controvertidas y radicales acciones que él mismo ejecuta, bajo el nombre de “Tyler Durden”. Pero ¡vamos! Siendo sinceros: La “violencia estúpida”, desorganizada, manipulada inclusive por algunas corrientes políticas, ¿lleva a algo bueno finalmente? Muchas veces hemos visto protestas a nivel nacional que terminan conllevando a medidas represivas excesivas por parte de quienes son encargados de velar por el orden y tranquilidad de la ciudadanía (entiéndase: Policías, Carabineros, FF.EE., etc.), quienes a su vez, son mandados por la gente que gobierna el país en cuestión afectado, a tomar cartas en el asunto. Así también, está la postura de quienes prefieren que el Ejército y sus militares sean enviados a las calles a imponer orden y justicia contra los delincuentes, lo cual implicaría que muchas libertades se acabarían.

Entonces ¿Cuál es la solución? Según mi parecer, la educación, el conocimiento, la cultura, la inteligencia colectiva, la sabiduría, el deseo de aprender más y más cada día, desarrollarse como persona, etc.
¿Por qué? Porque si así fuese realmente, si se acabase la ignorancia existente y predominante en muchas sociedades a nivel mundial, se acabarían muchos prejuicios  sociales que separan a las personas; ya no habría “izquierda o derecha”, no habrían partidos políticos, no habrían religiones que prometen un paraíso o un infierno, un limbo u otra cosa en particular por seguirlas o no, se acabaría esa estúpida clasificación por dinero o posición social, se terminarían los equipos de fútbol y el fanatismo por estos (el cual conlleva a la muerte incluso en algunos casos), probablemente viviríamos en armonía entre sí, en vez de estar preocupados por competir con el de al lado, pensando en hacer guerra, fabricando armamento cada vez más destructivo, masivo… Estaríamos desarrollando cosas para vivir mejor y feliz, aprovechando y renovando de manera eficiente los recursos de este planeta, que cada día que pasa, se va deteriorando paulatinamente. Aumentaría la originalidad y el deseo de producir cosas nuevas, en diversos ámbitos, como la música, juegos, películas, arte, etc.

Ahora claro, se ve todo lo contrario: se valora lo vulgar, la corrupción está presente en todas partes, el abuso y explotación de las personas se deja ver en diversas formas en cualquier parte, prácticamente vivimos casi toda una vida trabajando y sufriendo ¿para qué? ¿para llegar a viejas/os cansadas/os, enfermas/os, y pagando tratamientos y remedios si queremos seguir con vida? ¿Y con un sueldo miserable en algunos casos, que no durará más allá de unos cuantos años antes de morir?

No digo que las cosas se den así sin nada a cambio… pero sí apunto a que el sacrificio que alguien invierta en algo, sea compensado en la misma medida… y no necesariamente de forma material solamente. Apunto a que se pueda orientar a las personas a hacer lo que realmente deseen hacer en sus vidas, y no lo que la “necesidad” o “el ritmo de la sociedad” les obligue a realizar para “surgir” y generar algo de plata y con eso poder “sobrevivir”, o sea: VIVIR PARA TRABAJAR… Que se entregue el conocimiento necesario y justo, el que la persona tenga obviamente más dominio o facilidad de aprender, y a la vez, dejarle las puertas abiertas a oportunidades de aprender cuanto guste sobre cualquier cosa, fomentar esa cultura de investigar, de descubrir, de inventar, etc., pero no imponerla… Acceso al conocimiento a nivel Universal al fin y al cabo. En un mundo ideal que tal vez tarde cientos de años en llegar (espero equivocarme),  se dará eso. Lo sé.

CÓMO EVADEN A VTR Y JODEN A LOS CLIENTES EN CHILE [HISTORIA REAL Y PROPIA]

Holas, estimad@s lectoras y lectores: Esta vez les traigo, para su interés y deleite personal de cada uno de Uds, un relato sobre un hecho que le puede ocurrir a cualquier persona residente en Chile, que tenga acceso a los servicios de VTR, y tenga que compartir su lugar de residencia con vecinos de “dudosa moral” desafortunadamente, como es en mi caso.

Como sabrán, VTR trabaja en sus redes con tecnología HFC (Híbrido Fibra-Coaxial), lo cual implica, entre otras cosas, que para hacer llegar el servicio al domicilio, el técnico instalador de planta externa tiene que extender un cable coaxial RG-6 u otro especial llamado “cable mensajero” (coaxial+cable telefónico, algo obsoleto por estos días según tengo entendido) (el .500 y .750 son cables coaxiales que si no me equivoco lo trabajan a nivel postes que yo sepa) que va desde el TAP (que vendría siendo como el “repartidor de señal” para las casas ubicadas alrededor del poste) hasta la “cajita gris ARRIS (usualmente)” que se encuentra a las afueras del domicilio, la cual hace la conmutación correspondiente (VoIP) para que el cliente final pueda acceder a conectar un teléfono, por cable y conectores RJ-11 y a la vez, sus equipos para Internet y televisión.

Resulta que si eres una persona que opta por contratar servicios básicos de la compañía o sólo Internet y/o teléfono, la compañía te pone un filtro en el poste que te impide que puedas conectar televisores adicionales en tu casa y ver televisión (en realidad se ve, pero una cantidad mínima de canales). Si quieres acceder a la parrilla completa o parcial de canales, te ofrecen la posibilidad de arrendarte un decodificador para ello (un Motorola  DCT-700 por ejemplo, que trabaja bien en rangos de intensidad de señal a 24 dB en adelante, cosa que puedes comprobar apagándolo con el control remoto y apretando inmediatamente la tecla “OK” de éste, lo que te llevará al menú de diagnóstico del susodicho decodificador). Entonces, he ahí una de las grandes fallas que afecta a la compañía y por ende, a los usuarios promedios del servicio, que pagan por tener acceso a éste. ¿Por qué? Por lo que expondré a continuación:

VTR al no incurrir en gastos monetarios suficientes para actualizar sus redes y “digitalizarlas” (que sería lo ideal), le entrega plena facultad y posibilidad a toda persona INESCRUPULOSA de poder colgarse a su sistema o “saltarse el filtro”, y disfrutar sin pagar de más (o prácticamente NADA), de su parrilla de canales, casi en su totalidad.

Como verán en la imagen a continuación, éste es el famoso “filtro” que ponen a continuación del TAP para que la gente no pueda conectar su televisor y ver canales de cable sin un decodificador:

IMG_20150812_165722

Este es el filtro “SÓLO DIGITAL” que va conectado entre el TAP y el cable “acometida” o “comitiva” que llega a los hogares de los abonados a VTR, como es nuestro caso.

Entonces, ¿Qué sucedió en nuestro caso?

En la noche del día lunes 10 de Agosto del presente año, a eso de las 23:00 aproximadamente, yo estaba disfrutando de un livestream por Internet (transmisión en VIVO) de “GOTH Jaidefinichon” en Youtube (enlace acá: https://www.youtube.com/watch?v=FV2FwfijoPA). Un evento que habían prometido los integrantes del canal para pagar una apuesta que habían hecho anteriormente… La cosa es que estaba de lo más bien viendo el evento, cuando de repente, se para el video… Como primeras opciones, refresqué la página, y miré mi icono de señal WiFi  para ver qué sucedía: Sin conexión a Internet (Típico signo de exclamación que aparece cuando la conectividad es nula). Inmediatamente revisé si tenía conexión estable al cable modem/router de la compañía: Sí. Ingresé a éste, reviso la página de la conexión: Niveles anormales. Reviso el registro de eventos del equipo, y me aparece un listado ENORME de errores… Fallo en adquirir parámetros de modulación QAM, error al intentar conectar con servidor DHCP, etc. Por esas “tincadas” del destino pensé casi inmediatamente: “No vaya a ser que alguien esté colgándose en el poste” y fui a ver el poste por la ventana a ver qué onda… DICHO Y HECHO: efectivamente veo a un sujeto ARRIBA EN EL POSTE, SIN ESCALERA, SIN ELEMENTOS DE PROTECCIÓN PERSONAL, SIN ROPA DE TRABAJO SIQUIERA… Como atornillando algo con una mano, y sujetándose del poste con la otra. Voy, le aviso a mi viejo (que me entendió mal más encima por lo acelerado que andaba yo en ese momento) y paso a buscar mi teléfono para intentar grabarlo haciendo la “hazaña” y denunciarlo posteriormente. Le paso el dato a mi madre, quien también lo vio allí arriba, y llego y trato de grabarlo… Lamentablemente, por las paupérrimas condiciones de luminosidad, no logro captar una imagen decente del susodicho sujeto, pero sí lo miramos hasta que terminó su acometido. El servicio se restableció, pude seguir viendo la trasmisión en vivo, luego de como 6 minutos que estuve sin servicio, sin señal, y luego de eso decidí dejar el asunto hasta ahí no más “en standby”…

Al día siguiente (Martes 11 de Agosto) en la mañana, miro hacia el poste y OH SORPRESA, estaba colgando el filtro de la compañía, y un cable blanco estaba conectado al TAP a continuación de éste, de una forma bastante indecente, “trucha” como se dice popularmente. Luego de salir y volver de hacer trámites varios, llegamos a la casa con mi vieja, y mi viejo nos reclama que la señal en la tele está como la mierda literalmente. Efectivamente, todos los canales se congelaban cada cierto tiempo, se pixelaba la imagen (como cuando ves un televisor con decodificador satelital y se pega la señal), así que claro, hacemos el respectivo RECLAMO en primera instancia por teléfono a la compañía. Luego de que nos tramitaran durante un buen rato, y tener que contar lo sucedido MÁS DE 3 VECES al que escuchaba por el otro lado de la línea, logramos convencerlo de que nos agendara una visita de un técnico para hoy miércoles 12, entre las 10 y 13 horas.

Llegó el “artista” a eso de las 13 hrs. (Nótese, connotación “cariñosa” para referirme al técnico de VTR, originalmente nacida en relación con lo que le pasó alguna vez a “Jaime/Alfredo HD” de “Jaidefinichon.com”. ¿Quiere escuchar su relato? APLIQUE: https://www.youtube.com/watch?v=GSbUAEWcnEE ), le explicamos lo sucedido, así que en primera instancia, fuimos a ver qué sucedía en el TAP: “Te están “pinchando” el cable” me dijo (Sinónimo de: alguien se te está colgando al cable). Así que sacó su escalera, la extendió lo suficiente como para poder alcanzar la conexión mal hecha, y la desconectó con la parte superior de ésta (Porque claro, daba la impresión de que “alguien” se estaba colgando “a la mala” al sistema, con filtro y todo a primera impresión).

Entramos a la casa y ¡OH SORPRESA! NO HABÍA SEÑAL… Ni para los decodificadores, ni para el cable módem/router… ¿Qué significaba eso? Que esa conexión era actualmente NUESTRA PROPIA CONEXIÓN al TAP. Entonces nuevamente, bajó su escalera de la camioneta, la puso esta vez apoyándola en los cables, SE SUBIÓ y luego de sacar el filtro y este pedazo de cable:

IMG_20150812_171049

Este pedacito de cable coaxial RG-6 con conector coaxial es el que dejan instalados los técnicos de VTR cuando conectan a un cliente a la red. Este extremo va directamente conectado a una de las bocas del TAP.

IMG_20150812_165820

Acá está finalmente la “gran solución” de VTR para filtrar las señales de los abonados, para que no puedan conectar televisores adicionales sin usar un decodificador, o bien, no puedan acceder a televisión si contratan Internet y/o teléfono solamente: Un filtro “SOLO DIGITAL”. el cual va conectado al cable comitiva o acometida que va hasta la casa directamente, a una “cajita gris” (VoIP) o a un conmutador interno.

IMG_20150812_165736

Esto que ven acá, es la “solución de parche” que el “susodicho tipejo”, presunto “querido vecino nuestro”, optó por hacer para reconectarnos a la red principal nuevamente: Un cable mal pelado, sin crimpar siquiera que estaba conectado directamente a una de las bocas del TAP. “Gracias” IDIOTA INESCRUPULOSO DE MIERDA.

Finalmente nos reconectó a otro filtro y nos devolvió la señal, y listo, problema solucionado.

¿Qué pasó realmente entonces, esa noche del día LUNES? Simple: El “tipejo” que se subió al poste, quiso sacar el filtro actual que la compañía le había puesto (el que puse más arriba) seguramente para poder ver más canales o más bien, conectar otro televisor. Pero, al no saber con certeza cual cable debía cortar, nos cortó EL NUESTRO PRIMERO, por ende he ahí la caída que tuvimos de sistema, y seguramente cuando le avisaron desde la casa que ese no era, no halló nada mejor que hacer un “arreglín TRUCHO” para devolvernos la señal, y quitarle posteriormente el filtro a su propio cable de acometida que va a su casa, lo cual arruinó nuestro servicio, el cual está LEGITIMAMENTE CONTRATADO con la compañía.

Conclusión: VTR, póngase las pilas pronto Y DIGITALICEN LUEGO SUS SERVICIOS Y SISTEMA. Porque poner un mero filtro al alcance de cualquier persona en el poste, no asegura ni soluciona nada, y ocurren este tipo de cosas que nos perjudica a quienes optamos por pagar para acceder a sus productos. Traten de acelerar el proceso a nivel nacional, ya que por lo que sé, en La Florida ya está implementada esta solución.

Y por otra parte, que lástima el tener que convivir con gente así, que no tiene vergüenza ni asco en mandarse las partes y joder a quienes pagan por obtener un servicio DECENTE Y DE CALIDAD.

Agradeciendo el que compartan y comenten de forma CONSTRUCTIVA sobre esta experiencia, me despido agradeciendo la atención de su parte, y les invito a seguirme, ya sea en Facebook (Silent Plain) o por este mismo sitio si lo desean.

¡Nos vemos y que estén bien!

“Justicia Sensacionalista… Empatía a la fuerza”: “Cortinas de Humo” o cómo desviar la atención en ciertos países [OPINIÓN]

Últimamente, en la nación en la cual resido (Chile), las cosas a nivel nacional y en términos generales, no se están dando bien. Por mencionar algunas pocas: hace poco escuchaba a Libardo Buitrago, (enlace acá: https://soundcloud.com/master-master-9/libardo-bolsa-de-shanghai ) China, nuestro principal socio económico, está sufriendo problemas en su economía, lo que se traduce, entre otras cosas, a una baja en el precio del cobre que exportamos. Por otra parte, están los crecientes conflictos (PAROS) al fin y al cabo, en diversas partes de nuestro país, y en algunos casos, a nivel nacional. Digo crecientes, porque sacando la cuenta de la cantidad de paros que se han suscitado a lo largo de este último tiempo, es considerablemente mayor a lo que solía ser en otros tiempos… Y así, los problemas suman y siguen.

A estas alturas entonces, uno pregunta ¿Y quién(es) tiene(n) la culpa? ¿Quien(es) son responsables de todas estas cosas? Haciendo unas cuantas sumatorias de factores, consecuencias y causas, fraccionando y averiguando, llegamos al “denominador común”: La gente que gobierna y administra este país principalmente, en conjunto con los grandes empresarios que ejercen sus actividades acá.

Y así mismo, o sobre la misma, empieza a pensar ¿Cuál o cuales serían las posibles soluciones? Por una parte, hay quienes proponen “crear un partido popular, nacido y creado netamente por el pueblo y sin preferencia ni distinción política”, unos dicen “Votar por políticos que se comprometan a trabajar por su nación” otros declaran que “es inútil votar por cualquiera, ya que todos al fin y al cabo son la misma mierda”, mientras que algunas personas optan por expresar: “Es mejor votar por alguien conocido y popular, que darle la oportunidad a otro que nunca ha estado al mando de este país”. Y lamentablemente, ese tipo de personas es la gran mayoría de los que se levantan a dar su opinión, a través del sufragio. O sea, son personas que prefieren que las cosas sigan igual o de mal en peor, que prefieren que no hayan mayores cambios, que son conformistas y no se atreven a darle un giro a lo que sucede actualmente. No ahondaré sobre lo que yo creo que “debiese ser” porque sinceramente, no lo considero necesario y acorde a esta entrada.

Yendo al punto: He visto que, a nivel país, la confianza que la gente tiene en la gestión de la presidenta Michelle Bachelet, ha ido decreciendo paulatinamente. Las encuestas reflejan que el gobierno y los parlamentarios bajan y bajan su nivel de aprobación constantemente, lo cual vendría siendo reflejo de las medidas y soluciones que éstos han estado entregando a los diversos y variados problemas, conflictos y situaciones que atraviesa Chile. Entonces llega el momento en que, aprovechando las herramientas que poseen, como por ejemplo, el manejar los medios de comunicación masiva, empiezan a sacar a la luz, a relucir cosas que ya sucedieron hace años, décadas atrás, objetivamente hablando: los crímenes y abusos que se cometieron durante la época en que estuvo al mando del país el General Augusto Pinochet. Dan a conocer a la luz pública casos y juicios como “Quemados” y en conjunto con eso, otras tantas cosas relacionadas al respecto. No toman en cuenta las posibles víctimas y crímenes que pudieron haber por parte de la gente que se oponía a sus ideas (revolucionarios, encapuchados, “anarquistas”, etc.) o sea, no se dan el tiempo de dar a conocer, ni siquiera exponer algún juicio sobre algún funcionario de Carabineros, FF.AA. Militares, etc. En resumen, dan a conocer una parte de la historia de este país, y justamente, desde aquél año en adelante (1973), ignorando totalmente lo que pudo haber sucedido anteriormente.

¿Ven ahora a qué me refiero?

No defenderé extremos ni ideologías en esta entrada, ya que trato de exponer una opinión neutra en ese apartado (Como se dice popularmente: Ni facho ni zurdo). Pero sí comentaré que lo que veo que hace esta gente, no es nada más ni nada menos que emplear estrategias de manipulación masiva (como ya expuso Noam Chomsky) con el fin de mantener a la gente de este país inmersa en un conflicto interminable, en una eterna pelea entre ideologías y creencias distintas entre sí. Mantener a la gente dividida, para ellos (gobierno, parlamento, empresarios, etc.) seguir “repitiéndose el plato”, seguir manteniendo “el sartén por el mango”, continuar al mando de esta nación.

Yo opino: Hagan justicia y condenen a quien sea necesario por ambas partes (izquierdistas y derechistas, FF.AA. y gente que perteneció, vivió esa época) si lo desean, en eso estamos de acuerdo, pero NO LUCREN SENTIMENTALMENTE, con todo un país más encima, para encubrir los abusos, las estafas, los robos, etc., que la clase política y empresarios, entre otros, cometen y nos afectan a todos como ciudadanos día a día. Háganle saber que condenaron a tal o cual persona, pero A LAS FAMILIAS, y no al resto de nosotros, ciudadanos y personas que no nos interesa y/o ni influye ese tipo de cosas.

Está bien lo de tener empatía por las víctimas torturadas, desaparecidas y todo lo demás, pero también hay que poner un freno a lo que nos perjudica como nación día a día, entre muchas cosas, ESTE TIPO DE DISTRACCIONES, estas maneras de distraernos de lo que realmente ocurre en nuestro país.

Lo siento si paso a llevar sensibilidades ajenas o ideas diferentes con lo que digo y diré, pero yo al menos no me supero como persona ni gano plata o algo positivo al saber que condenaron a este tipo o a este otro, o porque descubrieron cómo murió tal o cual persona… Y dudo que alguien más, que no tiene nada, pero NADA que ver con estas cosas (o sea, que no posee vinculo alguno con algún familiar que haya fallecido en esa época en otras palabras) gane también algo positivo, algo útil, algo que realmente le sirva para mejorar como persona. Al contrario, ese alguien va a seguir desinformándose sobre lo que ocurre actualmente en Chile, va a seguir ganando un sueldo miserable tal vez, va a seguir pasando hambre, va a seguir luchando por sobrevivir y subsistir en este país, va a seguir pagando las ganas por obtener o usar un servicio, etc.

La información es útil, pero también así, no toda es útil para todo el mundo, para todas las personas (POR ALGO HAY VARIAS CARRERAS Y CASAS DE ESTUDIO POR EJEMPLO, ¿NO? NO TODOS PENSAMOS IGUAL y eso es algo que mucha, pero MUCHA GENTE OLVIDA) por ende, me da rabia que se den a conocer de forma global (a nivel nacional más bien dicho) este tipo de hechos, noticias, que a mí al menos, no me entregan nada constructivo, y para peor, se utilicen como meras “cortinas de humo”, como “alfombras” para tapar la mierda, la situación actual y presente que atraviesa nuestro país en varios aspectos…

Tal vez no estamos tan mal como otros países, pero no creo que sea un orgullo o ejemplo a seguir el que Chile tenga el primer lugar en parlamentarios de la cámara baja que ganan más plata a nivel de ranking OCDE (enlace acá: http://ciperchile.cl/2014/06/11/democratica-desigualdad-diputados-chilenos-son-los-mejor-pagados-en-los-paises-de-la-ocde/ ) ¿cierto?
No es lindo saber que hay gente que tiene que viajar en micro y metro, a veces en puras micros, que tiene que arreglárselas y pagar hasta 60 mil pesos o más en transporte al mes, mientras hay parlamentarios que gastan fácilmente MILLONES mensuales para trasladarse de un lado a otro, ¿o sí?…

Por suerte, cualquiera puede elegir qué ver y qué no ver, pero al parecer, poca gente se da cuenta de eso, y prefiere alimentarse de odio y de ignorancia ante la realidad actual, información expuesta a la luz pública ¿para qué? para que la gente siga peleándose y discutiendo entre sí, porque así es más fácil controlarla: “DIVIDE Y VENCERÁS“.

“A río revuelto, ganancia de pescadores”… A nación separada, más fácil gobernar y seguir asegurando el patrimonio familiar, seguir produciendo “mano de obra barata”, a costa de una consciencia de “empatía” impuesta prácticamente “a la fuerza”, lo que se traduce a no pensar y actuar de manera lógica y empática (refiérase: http://www.medciencia.com/la-empatia-nubla-la-capacidad-de-razonar-de-forma-logica/?utm_content=buffer0b409&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer ) a la vez, de forma equilibrada, ergo vivir como “ovejitas y corderitos” aceptando lo que a ellos les dé la regalada gana aprobar, implantar, dar a conocer, enseñar, etc. como por ejemplo: Transantiago, termoeléctricas varias, y demases… Medidas para favorecerse ELLOS MISMOS, a costa del esfuerzo de TODA UNA NACIÓN.

Es triste pensar y ver que por ejemplo, un bombero, una persona que arriesga su vida por salvar otras, no recibe una compensación por esto. Una persona que hace aseo en la calle, que hace el trabajo por personas que no tienen consciencia de limpieza y cuidado de su entorno, reciba una miserable paga a fin de mes por realizar esta labor. Un médico, que invierte 8, tal vez más años en sacar su título, ni siquiera alcanza a ganar lo mismo que gana un parlamentario cualquiera que, entre otras cosas, no se presenta a las reuniones de votación, se queda dormido en las sesiones, y para colmo, no se arruga en implementar mejoras salariales que le favorezcan a él, de la manera más expedita posible. Pero cuando se trata de una mejora para el país por ejemplo, busca mil y un excusas para aplazar la reforma,  o bien vota en contra en conjunto con sus colegas, y la terminan eliminando. Luego sale dando su opinión a la prensa y dice (por poner un ejemplo): “La gente no se horroriza ni alega porque un futbolista gana 100 millones de pesos al mes…”.
Es lamentable el egresar de algún liceo técnico, de algún instituto y ver que las posibilidades de hacer la práctica, de ejercer tus conocimientos, las “ofertas de trabajo” como tal, o bien son escasas o simplemente no las hay. Y si es que llegasen a haber, el sueldo que ofrecen mientras dure es ínfimo, o peor aún, no lo dan.

Es penoso y patético analizar y ver el país que tenemos actualmente, y es mucho más triste el pensar en el futuro que le entregaremos a las generaciones nuevas de personas que se están desarrollando actualmente, tanto en colegios, liceos, casas de estudios, etc. No quiero imaginar ni dilucidar qué será lo que le tocará a las y los niños que están por nacer aún… Tan sólo espero que sea distinto, mejor, diferente en todo sentido, sea totalmente opuesto y positivo a lo que tenemos actualmente ante nosotros: Un Chile de pocas oportunidades, en el que tienes que “vender tu alma y cuerpo” ante un crédito para estudiar, tienes que “prostituir tu cuerpo y tiempo” por un sueldo miserable, donde cualquiera puede “aserrucharte” el piso, pisotearte (traicionarte) para surgir en su trabajo, un Chile en el que casi cualquier trámite que desees efectuar, implica que tengas que efectuar una cola, esperar horas, días, semanas, meses, AÑOS a veces, para conseguir una solución a algo simple, un Chile en el que sube el valor de la U.F. mes a mes, pero no sube de igual forma el sueldo mínimo, un Chile en el que si no tienes “pitutos” (contactos influyentes), no puedes optar a mejores oportunidades de trabajo o facilidades para realizar algún trámite.. y así, suma y sigue.

Un Chile desigual, injusto, ciego…

“El Sistema” funciona. porque tú trabajas

Sobre algunas personas con enfermedades sin cura… [OPINIÓN]

Ante todo, quiero partir aclarando una cosa: No me declaro juez supremo, dueño de la verdad absoluta, ni nada por el estilo. Soy abierto a las críticas que pueda recibir al respecto de lo que voy a escribir a continuación, siempre y cuando sean críticas constructivas, que valgan la pena leer, y sirvan para mejorar el sitio y las temáticas que abordo en él. No me interesan puntos de vista que impliquen valores moralistas, religiosos, políticos, etc. Si va a opinar e intentar atacarme directamente, o va a recurrir a ataques contra mi familia o similares, ahórrese la molestia y no comente. Periódicamente voy revisando y filtrando lo que me va llegando, así que en función de lo dicho anteriormente, suprimo e ignoro las idioteces que puedan ir apareciendo… Sin más rodeos, he acá mi opinión:

A lo largo de lo que llevo viviendo en este mundo, en el país que me alberga, con la sociedad que me rodea, y el círculo de gente con quienes me relaciono día a día directa e indirectamente, he adquirido, como todas las personas, una variada, intrínseca, interesante y vasta experiencia de vida, en todo ámbito. Aclaro que, así como todas las personas, poseo una personalidad muy compleja, y puntos de vista u opiniones lejanos, la mayoría de las veces, a las tendencias que prefiere seguir la mayor parte de las personas. Una visión de mundo distinta, única y singular, como cualquiera.

Mi opinión esta vez, se origina en base a un caso particular que he venido siguiendo durante un tiempo, a través de mis redes sociales. A modo de aclaratoria diré que esa persona por quien yo redacto estas palabras, no vive cerca de mí, de hecho, es de otro país, no fui el que inició contacto con ella, la conocí por Facebook, fue ella quien me agregó a su círculo de contactos, y yo sólo me abstuve a leer y observar su comportamiento en su perfil, tanto conmigo como con las demás personas que hablaban con ella y seguían su biografía. Recientemente, decidí eliminarla de mi cuenta, ya que me dí cuenta que nunca me hablaba, y al parecer me agregó sólo por el mero hecho de que le di un “Me gusta” a una de sus páginas en Facebook. Más allá de eso, como les digo, no le veo otras razones de por qué me pudo haber agregado, considerando que no soy una persona de gran interés o revuelo a niveles más altos (mundial o nacional). Quizás me equivoco, y tenía otras intenciones de por medio, la verdad, NO LO SÉ. Como sea, en este momento ya no importa. Lo que sí interesa, es dejar mi opinión respecto a lo que pienso sobre las cosas que ella, y otras tantas personas más alrededor del mundo, comparten en sus espacios personales por Internet.

Como dice el título de esta entrada, “algunas personas con enfermedades sin cura”, ella es una mujer que padece una enfermedad que hasta el día de hoy, no se le ha descubierto o dado una cura efectiva y definitiva, sólo se le han asignado tratamientos para sobrellevar las condiciones que ésta produce, y aliviar en cierta manera los síntomas y problemas que acarrea. Por respeto a su privacidad, no expondré su nombre, mucho menos señalaré qué enfermedad padece, pero con lo anteriormente explicado, las personas que me conocen bien sabrán probablemente a qué y cuál me refiero.

Si bien es cierto que Internet es un medio libre, democrático, etc., en el cual uno puede desahogarse y dar a conocer lo que uno piensa, o sabe, o en realidad, lo que quiera, dentro de todas las cosas que se puede hallar en él, existen este tipo de personas, como ella, que reitero, fue quien me inspiró a escribir esto, que en base a lo que sufren debido a su condición de salud, intentan de manera desesperada, apelando a la sensibilidad de la gente en general, llamar la atención, ser reconocidas y recordadas sólo por el hecho de tener alguna condición distinta a la de la mayoría de la gente. Por una parte, mientras se haga con fines positivos, como dar a conocer soluciones o alternativas a probar, para mejorar las condiciones que su mal en particular les produce, pienso que está bien, o sea, a lo que apunto es que todo conocimiento siempre es bienvenido, sobre todo cuando a través de él, se pueda llegar a buen término, como en este caso, una cura a esa enfermedad o a otras. Pero por otra parte, cuando se hace con el fin de llamar la atención hacia sí misma/o, con el fin de conseguir gente que les siga, que esté pendiente de qué es lo que hace, qué ha vivido a causa de su enfermedad, en palabras simples, cuando se cae en lo de “apelar a los sentimientos” de las demás personas, al extremo de querer dar pena, causar lástima al fin y al cabo, tan sólo porque tuvieron la mala suerte tal vez de nacer así, o contagiarse de eso o desarrollarlo por una u otra razón, y peor, se trata de disimular y justificar eso tras la premisa de “Lo hago para dar a conocer al mundo la enfermedad que pocas personas padecemos”… Eso lo considero honestamente una ridiculez, un abuso, un egoísmo tremendo, entre muchas cosas negativas, de parte de ese tipo de personas. Son considerables como nada más ni nada menos que ATTENTION WHORES*, término que se aplica en Internet para este tipo de personas. Todo el mundo, en mayor o menor grado tiene problemas, algunos solucionables, otros no. Pero no por eso, hay que ir por ahí esparciendo a todos los rincones del mundo lo que “se siente en lo personal” a causa de ello. Siento que está bien si quieres compartirlo, reitero, para hallar una solución, pero no está bien cuando lo haces para sentirte importante, recordada, querida, admirada, etc. Y es en eso exactamente en lo que cae esa mujer. ¿Por qué y cómo me di cuenta yo de ello? Bien simple: Cada cierto tiempo, publica sus vivencias, sus experiencias personales, sus puntos de vista respecto a los tratamientos o situaciones que enfrenta a causa de su enfermedad, con fecha, hora a veces, y su nombre completo. Algo así como “un diario de vida” de su enfermedad, a través de su página…

“¿Qué hay de malo en ello?” se preguntarán en este punto… Pues, a mi juicio, ES ALGO BASTANTE MALO. ¿Por qué? Porque si lo analizan fríamente, al compartir con el mundo lo que vive, no está entregando pautas para encontrar una solución, no está dando pistas para llegar a una cura a su condición, no está aportando nada concreto para la erradicación de su mal, o sea, no está aportando nada positivo, constructivo, efectivo, etc. a lo que sufre, y muy por el contrario, sólo está compartiendo lástima y depresión al mundo en que vivimos… Sólo está tratando de llamar la atención hacia sí misma por tener la enfermedad que tiene, pero no quiere reconocerlo. Y de hecho, dudo que lo hará algún día. Se excusa, repito, en que “lo hace para dar a conocer a las demás personas, qué se siente el vivir con su condición de salud”, pero entonces en ese caso yo digo: ¿Acaso yo voy por el mundo pidiendo que se centre la atención en mí, por los problemas que yo padezco? ¿Acaso voy por las calles repartiendo panfletos, o por Internet, a través de mis redes sociales o sitios personalse, publicando mis dramas a todas las personas que anden navegando por ahí, para que me tengan lástima y me sigan o preocupen por mí por lo que vivo? En lo personal, los problemas más terribles que he tenido, he preferido tratarlos y charlarlos con gente cercana y de confianza. Y respecto a la condición de salud que poseo, no ando por ahí tampoco dejando “diarios de vida” para que la gente los lea, sepa cómo me siento, me siga y se preocupe de mí, porque no lo considero una práctica sana. Considero que si no puedo o no voy a aportar nada constructivo en contra de lo que padezco o pueda padecer, entonces simplemente me lo guardo o lo comparto con quienes realmente me interesen o competan.

En resumen, a lo que voy es que: Si eres alguien que no vas a dar soluciones viables, opiniones constructivas, alternativas que puedan llevar a una cura a tu enfermedad, y te vas a dedicar a escribir tu experiencia y sensaciones experimentadas con tu enfermedad, puntos de vista personales, etc., entonces mejor abstente de escribir cosas así, porque lo único que logras con ello, es dar pena, dar lástima, contagiar la mala onda por el mundo… En ese caso por último, mejor admite que quieres que se preocupen de ti y no de dar a conocer la enfermedad que padeces necesariamente, porque es eso lo que yo vería reflejado al leer tus escritos. Y si no son con un fin literario que valga la pena (¡que sea!), como un drama o algo por el estilo, mejor guárdalos para la gente cercana a tu persona, y no los compartas con el mundo.

Respecto a ella puntualmente: Lamento que haya gente que sufra su enfermedad y no tenga remedio hasta el día de hoy, pero no apoyo como método efectivo contra su condición, el crear una página en la cual comparta lo que vive y piense en lo personal, lo que siente o experimente en base de ella (Si sé, suena reiterativo lo que digo, pero es para que se entienda bien mi punto).

Yo pienso: Una cuestión es querer exteriorizar tus experiencias, contarlas en una historia como lo hago yo, “novelizarlas” tal vez, contarlas a modo de entretenimiento, ocio, etc… Otra muy distinta es querer acaparar la atención, apelando a la sensibilidad de la gente, usando recursos baratos, y escudarse en al excusa de que “se hace para que todos sepan qué se siente tener lo que yo padezco”… Si no vas a aportar o ayudar a tu mejora, mejor calla. Ese es mi punto.

Que quede claro, no voy en contra de que la gente se exprese, siempre y cuando sea para el bienestar del resto. Yo al menos, no me sentía cómodo leyendo las cosas que le tocaba vivir a esa persona, los tratamientos que tenía que hacerse, operaciones y procedimientos que tenían que realizar en su cuerpo, para que pueda seguir viviendo. Y nunca vi aparte, un fin constructivo en ello.

N.del E.: *=Toda persona que, de una u otra forma, trata de llamar la atención de las demás, hacia sí misma, ya sea para bien o mal.