Pon una rueda en tu vida


Como lo dije en mi página personal hace poco, reitero una vez más lo que pienso: A veces, inesperadamente, la vida se encarga de mandarnos “guiños”, “señales”, etc. Nos hace toparnos con ciertas cosas, personas, detalles, ideas… siempre por razones que en un comienzo no comprendemos, pero pasando el tiempo, nos damos cuenta…

Comparto esta entrada, porque me pareció genial, y es totalmente acorde con mi postura al respecto…

El cuento de Saliary

Qué es eso de obligarse a querer, al “tener que” siempre estar queriendo; de escupirse y amar el escupitajo.

Qué es eso de mirarse y resignar la mirada, perpetuar el presente, bajo el atardecer del otro. En mi mente eso no se llama querer.

©Annie Leibovitz: “A Photographer’s Life . 1990-2005” (C/O Berlin)

Pausa a la necesidad de búsqueda de “el amor”, él ya nos encontrará solo, sin nuestro afán, sin apurar. Sin complicaciones.

No inventes la rueda, úsala.

La vida fluye por sí sola, como el rodar de las olas. Yo quiero salir de rutas, vivir copas de cava, compartir la piel, momentos, risas.
Conocer todo aquello que no conozco, pero sólo una visión como la tuya me puede enseñar. Quiero refutar todo lo que dices y terminar follando mientras buscamos ponernos de acuerdo.

Llegar a conclusiones no finitas, sin dar nada por sentado.
Porque en lo único que…

Ver la entrada original 135 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s