Silent Hill versus Resident Evil… Mi reseña


Hola a todas y a todos, esta vez me dirijo hacia Uds. para compartir mis opiniones, puntos de vista, observaciones, etc., sobre un tema que se ha debatido e ido prologando durante un largo tiempo, y  ha provocado discusiones importantes entre fans.

Partiré aclarando, que como toda otra reseña que se puede hallar en otros sitios, la que explayaré a continuación es netamente subjetiva, basada en base a mi experiencia personal con cada franquicia y gustos propios, por ende NO representa la verdad única y absoluta sobre este tema, y está plenamente abierta a discusión y preferencia de cada quién. De antemano invitaré a que quien(es) desee(n) expresarse al respecto, lo hagan acorde a lo que todo buen debate u opinión refiere: con bases concretas, argumentos sólidos, y siempre respetando el pensamiento ajeno. No todas las personas pensamos de igual forma, y cada uno tiene sus preferencias y razones personales a la hora de jugar y disfrutar de una franquicia u juego cualquiera, y en base a ello, formamos nuestro propio juicio al respecto.

Sin más que agregar, comenzaré:

Resident Evil, una franquicia que comenzó durante la época de 1996, nos presenta una historia bastante bizarra, interesante, llena de elementos notables como conspiraciones, traiciones, experimentos inhumanos y una predominante atmósfera de temor mientras se desarrolla…  es considerable como una saga de juegos que nos presenta una idea bastante aceptable dentro de las posibilidades “reales” (o viables) sobre uno de los tantos desastres masivos que pueden ocurrir en nuestro mundo.  Silent Hill por otra parte, una saga que se inició años más tarde (1999), nos invita a sumergirnos en una trama de corte netamente psicológico, buenísimas y fascinantes historias de horror psicológico paralelas (y relacionadas entre sí en algunos casos) mezcladas con elementos exquisitos (detalles), como una gran banda sonora, efectos de sonido que logran ponernos los pelos de punta, y referencias (easter eggs) a elementos, obras, autores (escritores u artistas), etc., pertenecientes al género (como se puede apreciar en la primera entrega). Y es en este apartado que Silent Hill, según mi opinión, supera con creces a Resident Evil. Silent Hill logra hacerte saltar de tu silla, cama o donde sea que estés acomodado, te mantiene inmerso en la historia que debes ir desarrollando, juega con algunos parámetros psicológicos que puedas poseer (ya sean éstos juicios o valores personales), y consigue dejar en ti una sensación distinta a la que puedes conseguir con otros juegos del mismo género (ya ahondaré sobre esto más adelante…).

Resident Evil, pese a haber sido producida por parte de una gran compañía (como lo es CAPCOM), es una saga que no logra dejar una huella, una marca única y especial a través de las personalidades e historias de sus variados protagonistas e antagonistas. Si bien cada juego posee su encanto (tanto gráfica como sonoramente hablando, al igual que en el aspecto de la trama), no son capaces (a mi gusto) de entregar y dejar alguna clase de sentimiento u emoción fuerte, o más bien, no logra muy bien que digamos, el hacernos sentir como si fuésemos nosotros mismos los protagonistas de cada juego, que tenemos que avanzar y sobrevivir a través de múltiples dificultades y obstáculos. Más bien, nos invita a desarrollar la historia de cada quien, y nos saca uno que otro susto en alguna ocasión (eso es indiscutible) además de alguno que otro rato de angustia, de rabia, de emoción, etc. Pero Silent Hill en cambio, además de lograr muy bien todo lo anteriormente expresado, nos obliga a romper con ciertos esquemas “socialmente aceptados y correctos”, nos obliga a salir de ciertos estándares, nos invita en ocasiones a enfrentar nuestros propios miedos internos, nos invita a captar y sentir el carisma, personalidad, emociones, ideas, etc. de cada uno de los personajes, cosas que son transmitidas de forma increíble, genial y precisa. O sea, lo que quiero decir con esto es que es más posible sentirse identificado u verse reflejado a uno mismo (completamente o en parte) con algún juego u personaje de Silent Hill que con un juego de Resident Evil. Es esto otro de los tantos elementos presentes que lo convierten en una obra maestra en sí, capaz de transmitirnos entre otras cosas (valga la redundancia) valores, lecciones, ideas sobre la naturaleza (a veces imperceptible, inesperada u oculta) de las demás personas. Es una franquicia en general más enfocada hacia la parte emocional, psiquiátrica, psicológica, bizarra, extraña, etc. de la consciencia humana.

Como ya dije en un principio, la saga de Resident Evil posee una gran historia detrás a ser desarrollada, pero, siendo sincero, a mi parecer siento que cae mucho (y me atrevería a decir casi siempre) en lo mismo en el fondo: sobrevivir a la horda de monstruos que nos atacan, desentrañar las conspiraciones, complots y traiciones relacionadas con la Corporación Umbrella y sus secuaces o gente que los secunda o está a favor de/relacionado con ella, para terminar finalmente derrotando a alguna abominación o degeneración superior nacida u originada por la mutación de alguna(s) de las variantes de virus presentes: T-Virus, G-Virus, La Plaga, etc. Entonces, he ahí que como digo,  el argumento principal se vuelve trillado, repetitivo y poco novedoso. Capcom a lo largo de la saga ha sabido maquillar muy bien este hilo argumental (a mi juicio), presentándonos juegos con gráficas cada vez más novedosas, jugabilidad notable en la mayoría de ellos, excelentes bandas sonoras que logran calzar muy bien con las escenas y etapas que se desarrollan en cada una de las partes de los juegos. Es en ese punto que reconozco que el esfuerzo hecho por Konami nunca logró superar del todo a Capcom (generalmente hablando), y es cosa de comparar los ángulos de cámara, la forma de controlar a los personajes (sobre todo en Silent Hill 1), etc. por ejemplo, para darse cuenta de ello. Lamentablemente entonces, la franquicia Silent Hill en sí, nunca (considero yo) superó del todo a los juegos pertenecientes a la franquicia Resident Evil en ese ámbito. Hubo entregas por parte de Konami en que la jugabilidad fue muy buena, aceptable… pero Capcom lo hizo mejor casi todo el tiempo. No siempre, pero en general fue bastante más agradable el control sobre los personajes y las acciones que éstos debían ejecutar, así como los ángulos visuales de cada quien… Hubieron casos desagradables para algunas entregas (o bastante tediosos en realidad), como lo fue en su tiempo Resident Evil Gun Survivor 2: Code Veronica por ejemplo, en el cual, si no contabas con un control-pistola (GunCon 2), no lograbas disfrutar plenamente el título, como corresponde. O lo mismo en el caso de los “Outbreak” que si no contabas con quién más jugar, los juegos no eran la gran maravilla. Pero en general, la jugabilidad es buena. Punto a favor para Capcom.

Aún así, como la jugabilidad no lo es todo (o al menos, NO según mi juicio), hay que reconocer el hecho de que Konami (y más bien dicho TEAM SILENT) marcó un precedente importante en la industria de los vídeo-juegos pertenecientes al género del horror psicológico en su época, cuando lanzó Silent Hill. Este juego en sí fue una gran influencia para entregas posteriores de otros desarrolladores, e incluso para algunas producciones fílmicas que se lanzaron posteriormente a este título. Y a lo largo de la mayoría de las posteriores entregas, fue innovando y cautivando a más y más público paulatinamente, a medida que fueron sacando más títulos relacionados con la saga. Y a diferencia de Capcom, el hilo argumental no se centró netamente en el pueblo conocido como “Silent Hill” solamente, sino más bien, se nos presentaron distintas historias a desarrollar a la vez, de diferentes personas, con distintas personalidades, distinto pasado, distintas formas de vida, sentimientos, ideas, emociones, formas de ser, etc., que de alguna forma u otra tenían relación o vínculo con el lugar en cuestión y sus alrededores, con diferentes finales, cada uno en sí más inesperado y extraño que el otro. Y es ahí, en ese aspecto, que considero (como ya mencioné en parte anteriormente) que Silent Hill es y seguirá siendo entonces, superior a Resident Evil, argumental o narrativamente hablando. ¿Por qué? Por el hecho de que no trilla, no repite el mismo hilo argumental siempre, con distintos matices o elementos como lo hace Resident Evil (Recalco: Silent Hill no se trata de luchar contra alguna entidad maligna y salvar a la humanidad del caos…); en el caso de Silent Hill, las historias varían bastante entre una y otra entrega. Y a partir de este punto (OJO, aclaro) hablaré de cada entrega en términos netamente generales, sin profundizar más allá de lo necesario al respecto de cada uno, para demostrar lo que digo:

Silent Hill 1: tomas el rol de un padre (Harry Mason) que junto a tu mujer, encuentran a un bebé abandonado en la calle, y deciden adoptarla como vuestra hija. Posteriormente tu esposa muere, y en un viaje en la carretera  junto a tu hija, sufres un accidente, pierdes el conocimiento, y cuando recobras la consciencia, te das cuenta que ella no está en el vehículo, está extraviada y curiosamente, no se encuentra en la carretera, decides caminar, y terminas llegando a un pueblo cubierto por una densa neblina, en el cual logras ver una silueta similar a la de su hija perdida, vas tras ella, y empiezas a descubrir poco a poco que algo muy extraño sucede en el lugar… El resto, es historia…

Silent Hill 2: tomas el rol de un hombre que afirma haber recibido una carta de su esposa, ya fallecida hace bastante tiempo atrás por una enfermedad incurable, quien le comunica que lo está esperando en aquél “lugar especial” en el cual compartieron recuerdos juntos (ubicado en Silent Hill), cuando las cosas eran distintas, y ambos vivían felices, juntos… Luego, vas encontrando otros personajes a lo largo del juego, vas conociendo sus rasgos emocionales, sus historias personales, su pasado, su vinculación con el sitio, resolviendo acertijos, eliminando amenazas en contra de tu vida, etc. para finalmente darte cuenta que tal vez en realidad, las cosas en el pasado no sucedieron como tú pensabas… (Lo siento, ¡no daré más spoilers!)
Ciertos elementos que aquí se mencionan, son retomados después en la 4° entrega (se menciona por ahí a cierto “asesino en serie”… y conocemos parte de la leyenda e historia de “Little Baroness”, cosas que entraré a hablar en detalle más adelante…).

Silent Hill 3: Ahora juegas la historia de aquella hija del protagonista de la primera saga, (han pasado ya 17 años aprox. desde los acontecimientos del primer juego…) y continúas el hilo argumental que comienza a desarrollarse en la primera entrega, en la cual descubres que hay una especie de culto extraño que está detrás de todo lo que sucede en el pueblo: La Orden, y ese culto tiene una fuerte vinculación contigo. Vas eliminando amenazas, resolviendo acertijos también, develando parte de la trama, y en cierto punto del juego se pone en duda si lo que realmente estás haciendo al fin y al cabo, es matar “monstruos” o bien simplemente “tú mism@ ves al resto de las personas como bestias extrañas y bizarras”… O sea, juega con el aspecto psicológico (una vez más)…

Silent Hill 4: The Room: Asumes el papel de un tipo (Henry Townshend) que despierta en la habitación de un departamento bastante raro e inusual (debido a que la puerta de salida de éste está encadenada), descubres un extraño agujero (con extrañas formas y símbolos), decides entrar en él (al fin y al cabo, no puedes siquiera abrir/romper las ventanas para pedir ayuda…), para terminar llegando a lugares que se hallan alrededor o dentro de Silent Hill, enfrentando criaturas extrañas, bizarras, dignas de alguna pesadilla horrible. Así también, vas viajando entre distintas dimensiones (incluyendo también el mundo de los sueños de otras personas), y desentrañando el misterio de por qué estás viviendo en tales condiciones, en aquél departamento… El por qué estás “encerrado” en aquella habitación…

Silent Hill Origins: Esta vez eres Travis Grady, un camionero que sufre pesadillas constantemente, las cuales tienen cierto sentido o familiaridad hacia ti. Vas atravesando el susodicho pueblo (por problemas de atraso), tomando un atajo hacia Brahms (poblado vecino de Silent Hill), cuando de pronto una pequeña silueta se aparece ante ti en la carretera. Decides frenar forzosamente para evitar a toda costa algún accidente, desciendes y te bajas a verificar si esa persona está bien. Visualizas una extraña aparición de una pequeña niña en uno de los espejos retrovisores de tu camión, te das cuenta que luego aquella pequeña niña que viste en el espejo aparece ante ti y comienza a correr, decides seguirla, para terminar encontrándote ante una casa que está envuelta en llamas. Escuchas un grito, entonces sacando fuerzas de flaqueza, decides arriesgarte y entrar allí, en búsqueda de posibles personas atrapadas. Encuentras a una pequeña criatura completamente carbonizada, la rescatas, pero cuando logras salir al exterior, te desmayas. Al recobrar el conocimiento, despiertas en Silent Hill… luego, se van desarrollando en parte los acontecimientos que sucedieron antes del primer juego, se trata de explicar en parte el por qué de la situación de la ciudad, los acontecimientos sucedidos en el pasado de Travis, vas descubriendo el por qué él tiene tales pesadillas, etc.

Silent HillHomecoming: Eres un soldado que vuelve a casa (ubicada en Shepherd’s Glen), en un camión conducido por nada más ni nada menos que el mismísimo Travis Grady, el protagonista de “Silent Hill Origins“) para visitar a  tu madre, tu padre y hermano menor… te encuentras con que tanto tu padre como tu hermano están desaparecidos, y tu madre, en un estado casi catatónico, te dice murmurando que tu padre ha ido tras Josh. Decides investigar al respecto, hasta terminar dándote cuenta que  “La Orden”, culto del cual ya se hablaba y se sabía plenamente sobre su existencia en la primera entrega, está al parecer detrás de todo lo sucedido. Y entre todas las cosas que se van gestando, en ocasiones el juego te invita a tomar decisiones de índole “macabro”, así como también, te va revelando la verdadera naturaleza tras Alex Shepherd… Y el por qué el pueblo (Shepherd’s Glenn) se encuentra en el estado que está actualmente. Finalmente, por variadas circunstancias, terminas viajando hacia Silent Hill…

Silent Hill Shattered Memories: En este punto, la saga toma un giro bastante inesperado, se nos presenta un juego que innovó bastante respecto a sus antecesores, en el cual ya no debes luchar contra monstruos u abominaciones bizarras y extrañas, sino que esta vez, pasas a tomar el rol de una paciente (en un comienzo, sólo sabes que estás ante un doctor, casualmente llamado “Kaufmann” como aquél de Silent Hill 1), quien es sometida a una sesión larga, dolorosa, triste, melancólica, horrorosa, entre muchas otras cosas más, de psicoanálisis, tests y retrospectiva sobre tus recuerdos, tu pasado, y la imagen que tienes de “Harry Mason” (el mismo protagonista de la primera entrega), esta vez vista desde un punto netamente psicológico. O sea, esta vez el juego varía radicalmente y se va desarrollando en base a tus ideas y decisiones, sentimientos y juicios personales, o sea, crea un perfil psicológico de tu persona, que cambia los elementos que se van presentando a medida que lo vas jugando, y claro, afectan el desenlace final de la sesión. Así, como ya dije, no vas avanzando y matando monstruos como lo hacías anteriormente en las otras entregas, sino que ahora debes ir buscando formas de huir de ellos, superando obstáculos, resolviendo puzzles, buscando “mementos”, etc. para enterarte finalmente de la realidad (que obviamente no revelaré aquí, porque como ya expliqué: NO me gusta dar spoilers…).

De ahí, ya se pueden hallar otros títulos como:

Silent Hill: Orphan (1, 2, 3), juegos en los cuales vas desarrollando las historias paralelas de 3 niños (o mejor dicho personas, ya que los sucesos del juego se dan 30 años después de lo que ellos vivieron juntos en su infancia…) pertenecientes al Orfanato Sheppard’s (ubicado en Silent Hill) y el pasado en común que comparten cada uno con el otro: fueron los únicos sobrevivientes de la tragedia ocurrida en aquél entonces…  Obviamente, también son juegos con temática de horror psicológico.

Y finalmente, tendría para mencionarles:

Silent Hill The Arcade: otra historia aparte que involucra la leyenda de un barco (Little Baroness) que se hundió en las profundidades del lago Toluca varios años atrás, y una pareja de jóvenes y sus amigos interesados en este suceso, entre los cuales uno de ellos (Eric) vivió en su infancia en Silent Hill.

Silent Hill Downpour: juego en el cual eres un convicto condenado que, para infortunio, mientras eres trasladado de una prisión a otra, (por causas que se explican mientras se desarrolla el comienzo del juego) el vehículo que te transporta pasa por las afueras del pueblo, sufre un inesperado imprevisto, y terminas (involuntariamente) involucrado con Silent Hill. Una vez más, el resto es historia…

Silent Hill: The Escape: juego FPS para móviles en el cual vas disparando criaturas y avanzando, no aporta nada historia en sí… es meramente un spin-off para pasar el tiempo matando criaturas del universo de Silent Hill…

Y Silent Hill Book of Memories que a juicio personal, tampoco otorga un aporte significativo a la saga. Es en este punto que la calidad argumental decae bastante, lamentablemente… Y para qué decir el sistema de juego… En fin… no forma parte del “canon”… para nada.

No incluí “Silent Hill: Play Novel” ni “Silent Hill: Mobile” a propósito, porque al fin y al cabo, su aporte a la trama de la saga no es tan influyente… Y me falta conocer por completo este par de juegos (de GBA y móviles, el segundo lanzado de forma exclusiva en Japón, y el primero, traducido en parte del Japonés al Inglés).

En conclusión, respecto al aspecto de la historia de cada juego, cosa que yo al menos, independiente de lo que personas importantes e influyentes en la industria de los vídeo-juegos hayan podido decir en su momento, pongo lo que John D. Carmack dijo (a modo de ejemplo): “Story in a game is like a story in a porn movie. It’s expected to be there, but it’s not that important” lo que se traduce en: La historia en un juego es como una historia en una película porno. Se espera que esté ahí, pero no es tan importante…” LO SIENTO, PERO LO ANTERIOR ES ALGO QUE YO NO COMPARTO. Para mí, todo buen juego, toda franquicia, toda saga que quiera pasar a ser recordada en la posteridad, que desee marcar un precedente, un “antes y después de”, debe ir acompañada (en la medida de lo posible) de una buena historia, de un buen hilo argumental del cual se puedan desprender ideas, que genere influencia positiva y constructiva para otros proyectos a futuro, se puedan compartir opiniones, se puedan crear historias ficticias al respecto… No niego que hay juegos que no poseen trama alguna, y sin embargo han pasado a hacer historia y han marcado hitos importantes en la industria de los vídeo-juegos (ejemplos hay varios: Pong, Pac-man, Tetris, etc.), pero hay que considerar el hecho de que las circunstancias y tiempos en que éstos fueron desarrollados, no existían tecnologías avanzadas, la industria de los vídeo-juegos recién estaba “en pañales” de hecho, y no era vista aún como algo “económicamente viable”… Y es por esa y otras razones más que se entiende que aquellos títulos, simplones e infinitos (comparados con los de hoy en día) marcaron la pauta para que los intereses de desarrollo en esta área se fueran potenciando, mejorando, ampliando de manera paulatina… Pero, en el caso de ambas franquicias de las cuales hablo en esta entrada de mi blog, la industria de vídeo-juegos ya estaba establecida y poseía grandes avances en materia de tecnologías gráficas y sonoras…

Por tanto, volviendo a lo que estaba concluyendo, Resident Evil, si bien posee (como mencioné anteriormente) un buen hilo argumental en sí, dio pie para que se siguiesen sacando títulos relacionados con la misma temática (zombies y demases) a mi opinión, no se compara con los intrincados y variados hilos argumentales presentes en Silent Hill. Ambas sagas poseen un elemento en común, en el caso de Resident Evil: Umbrella Corp. y en el caso de Silent Hill, el pueblo (del mismo nombre) donde ocurren los sucesos, y sus alrededores. Pero repito, la gran falencia de Capcom está en que sólo se enfocó, enfoca y enfocará siempre (quizás) en lo mismo: las vivencias, dificultades que tienen que pasar cada uno de los protagonistas de cada juego, para intentar acabar finalmente con la malvada y corrupta Corporación Umbrella y derivados/relacionados, para salvar finalmente a la humanidad de la amenaza inminente de una plaga zombie, a escalas mayores, o viceversa, lo que tendrán que hacer sus secuaces para implementar con éxito los ideales propuestos… … Los personajes varían, los sistemas de juego también, en algunos casos se repiten, pero en el fondo, es siempre lo mismo; mientras que en caso de Silent Hill, debes adentrarte en la mente de cada personaje, te encuentras con distintas tramas e hilos argumentales, debes ir desarrollando su pasado o ir conociendo la personalidad de cada quien, ir desentrañando cada misterio, cada giro inesperado de la historia presente en cada entrega, no se trata de “querer salvar a todo el mundo de”, tampoco de sólo avanzar e ir eliminando monstruos por una u otra razón (cuando aplica), sino también, de aceptar (en algunas ocasiones) que eres una persona con trastornos mentales, o con un pasado oculto, que se niega a aceptar su realidad actual, o que tu pesadilla o sufrimiento personal no tiene ni tendrá fin, que tal vez todo lo que viviste en los juegos no era más que el producto de una fantasía, de un sueño, de desvarío mental, que estás muerto y no te atreves a aceptarlo por completo, que quedaste “atrapado” para el resto de tus días en aquella dimensión extraña, bizarra, etc., o sea, no es la típica historia de horror en la cual terminas consiguiendo un “final feliz” y listo… El final que puedas conseguir en cada juego, depende (y bastante en algunos casos) de las acciones que decidas hacer o dejes de hacer. Resident Evil en su primera entrega “trató” en cierta manera de aplicar lo mismo (y esto se puede ver por ejemplo cuando en los finales de la primera entrega, te escapas solo/a en el helicóptero, o te vas con Rebecca, o te vas con Barry, o te escapas con ambos, o te escapas con Chris, o te escapas con todos a bordo de él… cosa que no tiene mucho sentido cuando consideras que después, en entregas posteriores, te encuentras con que todos al fin y al cabo, están con vida… la excusa a esto es que claro, “milagrosamente” aunque alguna(s) persona(s) NO pudo/pudieron escapar contigo en el helicóptero, encontró/encontraron “otra forma” entonces de escapar a la explosión, pero no volando en un avión u otro helicóptero… “Sumamente lógico”, pero justificable y posible sólo en “el mundo de los vídeo-juegos…). O sea, no lo logró con éxito…

Otra innovación bastante curiosa, entretenida y graciosa (por parte de Silent Hill) son los emblemáticos, entretenidos, característicos finales UFO (y en el caso de Silent Hill 2 adicionalmente, el final “DOG“, así como también el final “Joke” de Book of Memories), los cuales, por muy improbables que puedan considerarse (realísticamente hablando) (sobre todo para quienes no creen en la existencia de vida extraterrestre, entre quienes NO me incluyo…), le dan un sentido bastante lógico e inesperado a la historia a desarrollar en cada juego. Y lo mejor de todo, es que todos tienen relación entre sí (salvo el caso del final UFO en Homecoming y The Arcade, así como el “Joke” en Book of Memories, los cuales no continúan desarrollando la mini-historia que se puede apreciar en cada uno de los demases finales UFO presentes en los otros juegos… excluyendo a la cuarta entrega, que no posee un final de esta naturaleza). Y, además de todo lo anteriormente mencionado, al llegar a algunos de los finales de Silent Hill 1, se nos presenta una serie de vídeos “bloopers” (errores embarazosos), protagonizados por cada uno de los personajes presentes en el juego. Sin lugar a dudas, un gran acierto, original y curioso, por parte de Konami y TEAM SILENT.

  En el apartado de banda sonora, mis preferencias van claramente orientadas hacia Silent Hill, y si bien NO DESMEREZCO el trabajo logrado por cada uno de los compositores que trabajaron en los distintos juegos de Resident Evil (quienes han sido VARIOS…), a mi gusto, no superan los trabajos (principalmente creados y logrados) por una sola persona en casi todas las entregas de la franquicia de Konami: Akira Yamaoka. Trabajos que han dado inspiración suficiente y vasta a otras personas, para hacer otras creaciones musicales bastante interesantes y buenas, a modo de tributo a la saga, o mejor dicho, a los trabajos que él hizo para ella… Reitero, la música en los juegos de Resident Evil es buena, muy buena, pero lo que hizo Akira Yamaoka, son sin lugar a dudas, verdaderas obras maestras, completamente acordes y adecuadas para todos y cada uno de los juegos en los cuales fueron usadas. Y así mismo, no hay que dejar de lado las canciones interpretadas por Mary Elizabeth McGlynn, quien posee una grandiosa voz, Joe Romersa, otro gran cantante también, quienes incluso, en conjunto con otras bandas (White Noiz por ejemplo) y en compañía de Akira Yamaoka, han hecho giras y conciertos a nivel mundial presentando sus múltiples creaciones musicales en varias ocasiones, hasta los días de hoy.

Finalmente, ya para terminar esta reseña, dentro de los aspectos positivos y destacables que Resident Evil posee, uno de los más destacables es el hecho de que esta saga aún sigue en curso (aún “no muere”), y se siguen desarrollando títulos, pese a la cantidad de tiempo que ya lleva presente en el mundo del mercado de vídeo-juegos, a diferencia de la franquicia Silent Hill, la cual lamentablemente a estas alturas, va agonizando paulatinamente, gracias a las decisiones NETAMENTE MONETARIAS hechas por parte de Konami. A diferencia de Capcom (que inclusive hoy en día está evaluando seriamente la posibilidad de hacer más remakes de juegos que en su época fueron bastante famosos e influyentes, con las tecnologías gráficas y sonoras disponibles hoy en día), Konami está orientando su negocio hacia los “jugadores casuales” (un público bastante potente e importante, más inclusive que los amantes y dueños de las consolas, PC’s, etc),  y por ende, ya no está esforzándose por hacer juegos “con contenido” como antes, sino, juegos que requieren que uno invierta pequeñas sumas de dinero para seguir jugando (entiéndase: máquinas pachinko, juegos para smartphones y tablets, etc.). Esto a la larga podrá generarle muchísimas más ganancias que el invertir recursos y tiempo en producir un juego de la gama de Silent Hill (como las primeras entregas por ejemplo) con gráficas y sonido de última generación (y esto lo demostraron de manera indiscutible, cuando decidieron cancelar el interesante, atractivo, único en su tipo y especial proyecto “Silent Hills”, el cual ya desde su “P.T.”, nos dio a muchos una grata e increíble sorpresa… Un proyecto ideado y producido por Hideo Kojima, Guillermo del Toro, en colaboración con el actor Norman Reedus, que prometía y fascinaba desde ya, a primeras luces…). A mi parecer, no es más que una forma de decir (por parte de Konami): “Nos interesa el dinero, no lo que les guste a los fans…”, postura totalmente distinta a la de Capcom, que por lo que da a ver, sí escucha a su público… Lamentablemente, esto dañó (y mucho) y seguirá dañando a la saga Silent Hill… Y digo “seguirá”, porque ya no tendremos la oportunidad de poder gozar de una buena entrega a futuro (por lo visto), sino que tendremos que ver (por muchos años más), cómo Konami seguirá colgándose del legado y fama que dejó en su momento Silent Hill y sus personajes icónicos, especiales (como “Pyramid Head”), y probablemente seguirá sacando máquinas pachinko/pachislot inspiradas en la temática de sus anteriores juegos… Ya anunciaron hace poco tiempo atrás una pachinko/pachislot basada en Silent Hill 2…. No es de extrañar que saquen otras más sucesivamente…) ¿Quieren verla en acción? Apliquen:

 

Por otra parte, si bien Capcom posee mayor cantidad de títulos relacionados con Resident Evil (en comparación con Konami y su franquicia Silent Hill), citaré una pequeña frase muy apropiada para este caso: “Cantidad no equivale a Calidad”. Si tal vez Capcom hubiese decidido (considérenlo así, en un “mundo paralelo”) tomar el esfuerzo invertido (en su momento) por TEAM SILENT y hubiese desarrollado y publicado Silent Hill, tal vez hoy en día la historia sería completamente diferente… Y quien sabe, tal vez incluso tendríamos ya en nuestras manos la posibilidad de jugar algo muy superior (incluso) a lo que iba a ser “Silent Hills“…

En fin: ambas sagas son buenísimas, ambas poseen su encanto, ambas poseen ventajas sobre la otra, pero en mi opinión personal, para mí Silent Hill marcó un antes y un después en mi vida, y son a estos juegos a los que les debo muchas cosas y aspectos positivos en mi vida, experiencias inigualables que adquirí, viví, etc., recuerdos y memorias trascendentales que seguirán presentes en mí por el resto de mi vida, gente que he ido conociendo y tal vez conoceré que comparte/a mi gusto por esta gran saga… Y otras tantas cosas que aún me quedan por vivir, experimentar, adquirir, etc., a manos de ella, o por parte de los elementos presentes en esta franquicia, ya sean las historias, la música, etc. En lo personal, Silent Hill fue, es y será en sí, una gran obra maestra, siempre… Y Resident Evil, una gran saga, pero sólo eso. Nada más.

No diré que uno le gana al otro al fin y al cabo (generalmente hablando), mucho menos que uno es superior en todo al otro… Reitero, son mis preferencias, gustos, forma de disfrutar los juegos pertenecientes a cada compañía, y cualquiera es libre de pensar de forma totalmente contraria a mí (es perfectamente aceptable). Y así como respeto esa realidad, espero que quienes se animen a comentar al respecto, lo hagan (como ya dije ya) de igual forma: con respeto, argumentos válidos, etc. Que realmente valga la pena comentar sobre el tema, y en lo posible, espero no encontrar comentarios como “Silent Hill fue devorado por Resident Evil”… o sea, sin pies ni cabeza… palabras huecas e idiotas para representar argumentos pobres e ideas mediocres…

Espero no causar controversias, y la invitación a compartir sus pensamientos, quejas, etc. sobre ambas franquicias, está hecha.

¡Nos vemos en otra próxima entrega!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s