Retorno Inesperado


  Una emoción inunda mi pecho al ver que alguien quien fue una persona muy preciada en mi vida y se había ido (por circunstancias y vueltas de la vida), ha vuelto a mi existencia… Eso me inspira y alienta a redactar una historia que tal vez, tenga un final totalmente inesperado y no sea acorde a este acontecimiento… Nótese: mera ficción, al fin y al cabo… como siempre. Basada (claro está) en hechos de la vida real…

inu-x-boku-ss
—Después de tantos años, finalmente puedo volver a saber de su persona. Y por lo que veo, ha cambiado bastante, Querida Joane —expresó, acogiéndole una vez más en sus brazos—, Temía que nunca más sabría algo de su persona, en lo que me resta de existencia en este mundo. Pensé que moriría, sin serle de mayor utilidad o ayuda…
—Pero ¿qué cosas dices, Gasfeld? Sabes que siempre estuve viva, ausente tal vez en tu vida, y ya no necesitas dirigirte hacia mí de ese modo —soltó una sonrisa durante unos segundos—. Muchas cosas han ido cambiando a lo largo de todos estos años que hemos estado separados, así que no debes preocuparte en dirigirte hacia mí como tu ama o algo por el estilo
—Para mí, Ud. siempre será alguien a quien debo respeto y aprecio mucho, Ojou-sama. No importa que pasen 10, 30 o 50 años sobre nuestras vidas, seguirá siendo alguien a quien querré apoyarle y ayudarle en la medida que me sea posible —retrocedió un par de pasos y se arrodilló frente a ella.
—¡Ey! ¡Para, no es para tanto! —la gente que pasaba en las proximidades a ellos, miraban brevemente la escena que se desarrollaba, y seguían su camino— Pareciera como si estuvieses proponiéndome matrimonio —dijo Joane, algo sonrojada.
—La verdad, eso es algo que está lejos de mis posibilidades, considerando que mi interés principal hacia su persona, es meramente serle de utilidad en lo que Ud. necesite. No me importa recurrir a esta forma de comportamiento y actitud de mi parte, con tal de demostrarle a su persona mi nivel de lealtad, el cual vuelve a renacer, se engrandece y enaltece, ahora que he vuelto a re-encontrarla en este mundo —estiró su mano derecha, tomó cuidadosamente la mano de Joane, y le dio un suave beso— y no me importa lo que puedan pensar el resto de las personas sobre lo que haga o diga estando en su presencia. Mi principal objetivo, reitero, es servirle a Ud.
—Está bien. Es que, la verdad de las cosas, no esperaba que después de tanto tiempo, quisieses seguir manteniendo la misma lealtad y respeto hacia mi persona, ¿sabes? Yo creía que tal vez a estas alturas, ya serías un hombre casado, con hijas o comprometido, que al toparse conmigo, no reaccionase de esta forma
—He aprendido a amar la soledad, luego de varias experiencias con otras personas, con las cuales aprendí y me dí cuenta que prefiero estar completamente solo y sin vínculos sentimentales, que invertir mi tiempo nuevamente en interesarme e involucrarme con alguien más. Además de eso, serían pocas las personas capaces de aceptarme, sabiendo que soy un sirviente a voluntad de su persona.
—¡Ya lo creo! —afirmó, riendo—. Conociendo como suele ser la mayoría de las personas que tienen una pareja, no sería nada grato el saber que su “media naranja” mantiene una relación de tal grado con alguien más que no sean ellas/os… Me imagino entonces que no has tenido una experiencia de vida grata —su expresión facial se tornó seria.
—Más allá de eso, la vida me ha enseñado a no entregar completa confianza en cualquier persona, sólo por el hecho de haber formado un lazo afectivo con ella. Aunque en lo que respecta a su persona y nuestra actual relación, la consideración es completamente diferente, Ojou-sama.
—¿Quieres decir que acaso, no confías en mí?
—Al contrario, he depositado mi plena confianza y estima hacia Ud., para el resto de mi vida.
—¿Ah, sí? ¿Y crees poder demostrármelo, de alguna manera creíble y efectiva? —dijo, en tono desafiante.
—Adelante, puede pedirme y/o preguntarme lo que desee, y yo cumpliré con su voluntad, si se trata de algo que esté dentro de mis posibilidades en este preciso instante —respondió Gasfeld, completamente seguro de sí mismo y convencido de sus palabras.

Querid@ lector: Ahora le toca a Ud. el decidir qué rumbo tomará esta pequeña historia… Adelante, le doy a escoger entre un final inesperado, sangriento, romántico, indiferente, cómico o dramático… Las opciones son múltiples, y dependiendo de cual sea su opción, seguiré redactando el resto de esta historia… Nacida por una casualidad que se me presentó en la vida, ayer… Y como siempre: historia sujeta a cambios, según me parezca. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s